POLICIA RUTA DEL DINERO K


Báez cambió de abogado: lo representa el de Lagomarsino

El empresario K eligió a Maximiliano Rusconi, conocido por representar al técnico en informática en la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman.

Maximiliano Rusconi, el nuevo abogado.
Maximiliano Rusconi, el nuevo abogado.
Foto:DYN
A casi cinco meses de estar preso, el empresario kirchnerista Lázaro Báez, finalmente cambió de abogados y nombró como defensor al penalista Maximiliano Rusconi, conocido por representar al técnico Diego Lagomarsino en la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman.

Ayer el dueño de Austral Construcciones decidió finalmente rescindir los servicios de los abogados Daniel Rubinovich y Rafael Sal Lari, quienes lo asistieron desde que se activó su detención. Báez fue arrestado el pasado 5 de abril cuando había abordado un vuelo junto a su contador Daniel Perez Gadin, también preso, que no habría presentado un plan de vuelo. 

La situación hizo sospechar al juez federal Sebastián Casanello que el empresario y su asesor podían escaparse apenas unos días después de que se diera a conocer el video de la financiera conocida como "La Rosadita", en donde se veía a varios de los vinculados con la causa por la Ruta del dinero K contando millones de euros y dólares.

El 18 de abril fue procesado por no poder explicar por el origen de ese dinero y a principios de junio sufrió otro procesamiento, que también recayó sobre su hijo Martín Báez y otros por maniobra a través de la cual unos 209 millones de pesos (33 millones de dólares) de la firma suiza Helvetic Group fueron a parar a las cuentas de Austral Construcciones.

Desde que fue arrestado, se difundieron  en retiradas ocasiones rumores sobre cambios en la defensa y peleas con sus abogados a los que Báez habría acusado de trabajar para la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Sus otros hijos, Leandro, Melina y Luciana, están representados por otro letrados, y reclamaron el apartamiento de Casanello por entender que protegía a la ex jefa de Estado.

Fuentes judiciales confirmaron ayer que Báez decidió nombrar como defensor al reconocido Maximiano Rusconi, lo que podría suponer un cambio de estrategia en el expediente. El abogado cuenta con una amplia experiencia como fiscal y el año pasado saltó a los medios de comunicación por defender a Diego Lagomarsino, el técnico en informática que le prestó el arma al fiscal Nisman horas antes de que apareciera muerto de un tiro en la cabeza en el baño de su departamento de Le Parc. 

Rusconi también fue el abogado del expresidente Carlos Menem durante el juicio por el tráfico de armas a Croacia y Ecuador durante su mandato. El exmandatario fue condenado en 2013 a 7 años por el Tribunal Oral en lo Penal Económico N°3, pero no fue preso.