POLICIA TIROTEO EN BOEDO

Balearon un taxi en Boedo: dos muertos y un herido

Dos hombres peruanos murieron y un tercero resultó herido. La policía investiga el motivo del ataque, que tuvo al menos 14 disparos.

Foto:Twitter

Dos hombres de nacionalidad peruana murieron y un tercero resultó herido anoche, a raíz de un ataque a balazos perpetrado por desconocidos contra un taxi en el barrio porteño de Boedo.

Las víctimas fatales tomaron anoche un taxi en la zona de Abasto. Cuando pararon en el semáforo que está en la intersección de Chiclana y Castro Barros, en el barrio de Boedo, fueron interceptados por otro auto del que se bajaron "dos o tres personas".

Los atacantes exhibieron sus armas y dispararon a mansalva, ya que "se recogieron 25 casquillos" de bala en el lugar, dijeron fuentes policiales a la agencia DyN.

A raíz de la balacera, "uno de los pasajeros falleció" en el acto. El otro murió cerca del mediodía de hoy, después de pasar la noche internado en "grave" estado en el hospital José Penna.

El taxista recibió "un impacto de bala en el brazo" y ya fue dado de alta, añadieron los informantes.

La segunda víctima había ingresado al establecimiento médico ayer a la noche con "siete" heridas de bala y a pesar de que fue operado, falleció cerca del mediodía. "Fue una balacera terrible. No sabía de dónde venían las balas", contó un hombre que fue testigo del ataque en declaraciones al canal de noticias TN.

Algunos vecinos confundieron los tiros con el ruido por el clásico deportivo de la zona, que disputaron ayer Huracán y San Lorenzo a pocas cuadras del lugar.

"El taxista se salvó de milagro", reconoció el hombre que, afirmó, se escucharon "más de 40 disparos". El taxi que fue baleado, identificado con el número 7707, tenía al menos 14 marcas de bala en la carrocería y en el parabrisas.

La policía investiga cuál pudo ser el motivo del ataque y si el mismo estuvo vinculado con el partido de fútbol, ya que un testigo precisó al medio televisivo que uno de los implicados en el hecho habría llevado puesta "la camiseta de San Lorenzo".

A su vez, las fuerzas de seguridad trabajan con las cámaras de seguridad para identificar el auto en el que viajaban los agresores, que algunos vecinos reconocieron de color "negro".



Redacción de Perfil.com