POLICIA REENCUENTRO FAMILIAR

El papá de Bryanna: "Quiero que encuentren a esos degenerados"

Los padres de la adolescente admitieron haber sufrido “una agonía” durante los cinco días en los que estuvo desaparecida.

Brianna y su madre
Brianna y su madre Foto:twitter

La mamá de Bryanna Reganzani aseguró que la adolescente "está bien", tras permanecer desaparecida cinco días, admitió que padeció "una agonía" durante ese período y agradeció a todos los que la ayudaron en la búsqueda de su hija.

"Hoy Bryanna es la hija de todos ustedes. Les doy gracias a todos", declaró Myriam Reganzani, tras reencontrarse con la joven en el hospital Piñero, adonde fue trasladada luego de ser encontrada en la zona comercial del barrio porteño de Flores.

Tras admitir que desde el jueves sufrió "una agonía", porque no sabía dónde estaba su hija, se refirió a lo que le dijo Bryanna durante el reencuentro: "Lo más importante es que me extrañó mucho, que pensó que no me iba a volver a ver, pero está bien". "Le di todos los besos que no le pude dar todo este tiempo, se los di todos juntos", insistió. Sin embargo, eludió referirse a qué pudo haber pasado durante los días que estuvo desaparecida. 

Por su parte, el padre de la joven, Guillermo Najera, declaró que “esto fue al voleo, vamos a dejar que trabajen la Justicia y la fiscal. Lo importante es que está con vida, yo pensé que no la encontraba nunca más". "La sociedad se tiene que unir para que esto no pase nunca más. Es una tortura, no podemos seguir viviendo así", agregó.

"No sospecho de nadie conocido, sospecho de todos los degenerados que andan por la calle. Quiero que encuentren a esos degenerados. Hay que encontrar a los responsables", enfatizó Najera.

La estudiante de 16 años apareció con la misma ropa que tenía cuando fue vista por última vez el jueves pasado cuando salió del colegio a las 13.45 para regresar a su casa, en la localidad bonaerense de Villa Madero, de acuerdo a lo manifestado por su madre.

Según la versión oficial, la adolescente se acercó esta mañana hasta una ambulancia en la esquina de la avenida Rivadavia y Bonorino, de esta capital, cerca de un local de comidas rápidas, diciendo que era la chica que estaba desaparecida, por lo que intervino personal de la comisaría 38.