POLICIA SANTIAGO DEL ESTERO

Con persecución aérea incluida, gendarmes incautaron dos toneladas de cocaína

El operativo bautizado como "Café Blanco" terminó con dos personas detenidas y con el secuestro de 1.800 kilos de droga secuestrada. Es el cargamento más grande en la historia de la provincia.

Secuestro de cocaina
Secuestro de cocaina Foto:Twitter

Luego de un operativo de película que incluyó una persecución aérea realizado por Gendarmería nacional, mil ochocientos kilos de cocaína fueron secuestrados y dos personas quedaron detenidas en el norte de Santiago del Estero, luego de que los efectivos encontraron la droga que había sido lanzada en grandes paquetes desde una aeronave, en los campos de la localidad de Los Pirpintos.

La incautación del cargamento de cocaína más grande en la historia de esa provincia fue posible gracias a los trabajos de inteligencia que se hicieron previamente. Supervisados por el juez federal provincial Guillermo Molinari, los oficiales del operativo "Café Blanco" pertenecientes al Centro de Reconocimiento y Control del Narcotráfico y al Escuadrón 59, anticiparon que una aeronave ingresaría ilegalmente al espacio aéreo argentino para dejar la mercancía cerca en esa localidad, a casi 400 kilómetros al noreste de esta capital.

Tras arrojar numerosos paquetes a tierra, la avioneta continuó su vuelo en dirección hacia el oeste. En ese momento, un helicóptero de la fuerza de seguridad nacional voló tras ella hasta que finalmente la perdieron. Los tripulantes de la aeronave narco aterrizaron de emergencia en Monte Quemado, donde realizaron rastrillajes aéreos y terrestres.

Al mismo tiempo en que se llevaba a cabo la persecución, los gendarmes que siguieron el cargamento cercaron el lugar donde habían sido arrojado los paquetes, en el que debían recogerlo personas que esperaban en terreno firme. Sigilosos, los agentes esperaron el momento oportuno hasta que se interceptó a una camioneta con dos ocupantes en un campamento donde se encontró 44 bultos con cocaína, que pesaban 1.500 kilos, mientras que los 300 kilos restantes fueron los arrojados desde el avión que sobrevoló el campo.

Según trascendió, distintas fuentes señalaron que este secuestro, bautizado como Café Blanco, "constituye el más voluminoso en la historia de Santiago del Estero". 

Modus operandi. Una vez que son recogidos los bultos por los contactos locales en el campo, los llevan hasta lugares cercanos para ocultar el cargamento clandestino. Luego se acondiciona la droga en los vehículos que la transportarán hasta los centros urbanos para su consumo o a los puertos santafesinos y del norte bonaerense para llevarla al exterior en buques.