POLICIA

Conmociona a Córdoba el caso de la nena con sífilis

 Tiene 11 años. Desde el hospital sostuvieron que es la primera vez que se atiende a un paciente con sífilis contraída a raíz de un abuso.

PERFIL COMPLETO

Foto:CeDoc

El caso de una nena de 11 años diagnosticada con sífilis conmociona a Córdoba. Ante la sospecha de un posible abuso sexual o maltrato, su hermana concurrió al Hospital Pediátrico para la realización de estudios donde la menor recibió el diagnóstico de la enfermedad sexual.

La directora del Hospital Pediátrico, Silvia Ferreyra, confirmó el caso de la menor, de la cual no trascendió su nombre, y ante la prensa detalló que: “La paciente presentaba lesiones en piel y se le realizó el diagnóstico de una enfermedad de transmisión sexual. Comenzamos con el tratamiento y la investigación desde el punto de vista epidemiológico para saber cuál fue el punto de partida”, explicó Ferreyra. “Es la primera vez que detectamos una enfermedad de transmisión sexual en un niño derivado por la Unidad Judicial de la Mujer”, agregó Ferreyra.

La directora del Pediátrico aseguró que se descarta que se trate de sífilis congénita porque se habrían manifestado otros síntomas. Y precisó que la nena tenía lesiones cutáneas propias de la sífilis en sus estadios tempranos, de lo que se presume que la transmisión de la enfermedad sería reciente. 

Los estudios arrojaron algunos datos macabros, como que la pequeña habría sufrido abusos desde hace más de dos años por lo que habría sido sometida desde los 8 o 9 años. Desde el hospital sostuvieron que es la primera vez que se atiende a un paciente con sífilis contraída a raíz de un abuso. 

La niña, oriunda de Las Saladas, un pequeño paraje del norte cordobés, fue dada de alta el día 8 de enero en buen estado general, pero la Justicia investigará si la pequeña fue obligada a prostituirse en la whisquería ubicada en los alrededores de esta localidad de 200 habitantes. Además se buscarán otros casos en la zona para saber si hay más casos en la región para evitar que la enfermedad se siga propagando.

(*) Especial para Perfil.com



Ariel Bogdanov (*)