POLICIA TRIPLE FUGA

Contradicciones entre Nación y Santa Fe: Christian Lanatta y Schillaci siguen prófugos

Pese a los anuncios de Vidal, Michetti y el Ministerio Público Fiscal, sólo está confirmada la detención de uno de los tres prófugos del Triple Crimen: Martín Lanatta.

A pesar de los airosos anuncios del Gobierno nacional y la provincia de Buenos Aires en torno a la recaptura de los tres prófugos del Triple Crimen, las contradicciones entre las autoridades y sus pares de Santa Fe expuso otro revés en la búsqueda: sólo Martín Lanatta está detenido.

Así lo confirmó esta tarde el jefe de la Policía Federal, Román Di Santo, quien aseveró que “están bsucando a los otros dos prófugos”, en alusión a Christian Lanatta y Víctor Schillaci, que se creía habían sido aprehendidos a 80 kilómetros de Cayastá, donde fue encontrado el único detenido en poder de la Policía de Santa Fe.

Aunque el presidente Mauricio Macri, la vicepresidenta Gabriela Michetti, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich y la gobernadora María Eugenia Vidal habían expresado su satisfacción por la recaptura de los tres condenados por el homicidio de Leopoldo Bina, Damián Ferrón y Sebastián Forza, la cautela de las autoridades santafesinas abrió las sospechas sobre el estado de los otros dos delincuentes.

Lanatta fue detenido mientras se realizaba un operativo de control y no se resistió una vez que fue identificado. Su captura se produjo mediante el accionar de tres efectivos policiales de la comisaría encontraron a Martín Lanatta caminando cerca del kilómetro 68 de la ruta 1. 

“Continuando con las tareas a requerimiento de las autoridades nacionales, se realizaron distintos operativos. A eso de las 10 de la mañana, se detectó una persona que se desplazaba a pie. Se le dio la voz de alto, se lo detuvo y fue trasladado a la dependencia”, explicó el jefe de la Policía provincial, Rafael Grau, que afirmó que Lanatta fue puesto a disposición del fiscal de turno.

En cuanto a las visibles heridas que el detenido recibió en su cuerpo y que se difundieron a través de una imagen, el jefe de la policía aseguró que los golpes que presenta son “producto de un accidente en su vehículo, pero ya fue atendido” por personal sanitario.

Según trascendió, las autoridades policiales están esperando la orden de un juez para tramitar su traslado al penal de Ezeiza.

Dónde están. Durante el mediodía, las autoridades confirmaron la detención de Christian Lanatta y Schillaci, luego de que Martín Lanatta apareciera herido cerca de la ruta 1 y fuera denunciado por vecinos del lugar.

Inmediatamente, trascendió por fuentes oficiales que los otros dos delincuentes estaban rodeados en una arrocera cercana y habían sido reducidos en un corto período de tiempo. La versión quedó descartada luego de que el propio Di Santo reconociera lo que el Ejecutivo nacional y el bonaerense habían callado: a trece días de la fuga, todavía quedan dos prófugos por encontrar.

Buenas noticias. La supuesta captura de Martín y Christian Lanatta y Víctor Schillaci generó un clima de euforia en el entorno macrista. No era para menos: se trataba del primer gran triunfo del gobierno de María Eugenia Vidal. Los funcionarios del PRO no dejaron pasar la oportunidad expresarse través de sus cuentas de Twitter.

La más activa de todas fue la vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti, quien descargó una batería de twitts y repartió elogios para la gobernadora bonaerense, a quien transmitió su “admiración por haber capturado a los prófugos”.

En otro tuit, destacó la tarea del Ministro de Seguridad de la provincia bonaerense, Cristian Ritondo, a su secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, y “especialmente” a la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich. También reivindicó el trabajo de la policía de Santa Fe, “que había sido tan criticada”.

Algo más formal, el Ministerio Público Fiscal emitió un comunicado que ya no aparece en la web del organismo, en el que anunciaban que “efectivos de la Policía de la Provincia de Santa Fe capturaron esta mañana a Martín y Christian Lanatta y Víctor Schillaci en la localidad santafesina de Cayastá, ubicada a unos 80 kilómetros de la capital provincial”. “En la causa, se busca determinar si los tres prófugos ahora aprehendidos contaron con complicidad de organizaciones narcocriminales para escapar del penal de General Alvear y para mantenerse evadidos”, proseguía.



Redacción de Perfil.com