POLICIA FEMICIDIO

Crimen de Glew: la fiscal no descarta la hipótesis sexual

La fiscal de la causa aseguró, además, que el asesinato de la joven de 19 años embarazada “es muy confuso”.

Ayelén Roldán apareció estrangulada en el comedor de una vivienda donde trabajaba.
Ayelén Roldán apareció estrangulada en el comedor de una vivienda donde trabajaba. Foto:Twitter

Las circunstancias en las que Ayelén Roldán fue asesinada son aun desconocidas. La fiscal que investiga el caso, María Laura Alfaro, sostuvo que trabaja “en cinco hipótesis en paralelo”, ya que “es imprudente, cuando el caso no es claro, elegir solo una línea de investigación”.

En declaraciones a Radio La Red, Alfaro remarcó que no descarta el móvil del robo, aunque puntualizó que “no se constató que estuviera forzada la cerradura” de la casa e informó que los dueños de la propiedad donde apareció muerta la víctima “sostienen que faltaron cosas dentro del domcilio”. Ante esto, sostuvo que “la persona que ingresó a esa casa lo tuvo que haber hecho con el consentimiento de la víctima”.

“Estamos investigando un homicidio”, afirmó la fiscal. Basándose en el informe forense, se rechaza un suicidio, dado que “las pericias indican que el surco que tiene en el cuello la víctima es horizontal, a lo que se suma que en el lugar de los hechos encontramos distintos tipos de cables y estaban lejos del cadáver”, por lo que concluyó que existió “la intervención de terceros”.

“Es un caso muy confuso”, sostuvo la fiscal. Dado que “hay varias declaraciones testimoniales que corroboran que existían prácticas sexuales grupales” entre el matrimonio y la víctima, no se descarta que el hecho haya sucedido “en el marco de un contacto sexual”

De acuerdo a lo que informa la agencia de noticias DyN, Alfaro apuntó como sospechosa a la pareja de la víctima, quien reiteró que “tiene marcas en la espalda y él alegó que se había rascado, pero tenía las uñas cortas”. No obstante, indicó que “según absolutamente todos los testigos a los que se interrogó”, el novio de Roldán “no sabía dónde vivían los hijos que cuidaba Ayelén”.

Ante este escenario, la funcionaria judicial detalló en la entrevista radial que “hoy, la pareja y los empleadores tienen calidad de testigos en la investigación. Ninguno está imputado pero no se descarta ninguna hipótesis”. 

Ayelén Roldán tenía 19 años y estaba embarazada de 6 meses. Fue asesinada el pasado martes en la casa donde trabajaba, en la localidad de Glew, partido de Almirante Brown. Tras el crimen, los vecinos atacaron la comisaría 7a. y quemaron vehículos. Respecto de esto, la fiscal aseguró que “no puede ser que para pedir justicia quemen todos los autos que estaban en la puerta de la comisaría, secuestrados y de otros ciudadanos”. Explicó que “el trabajo de la Justicia y de la Fiscalía fue intenso y comprometido. Un caso no siempre se resuelve en 24 y 48 horas” y concluyó que hizo “todo lo que tenía que hacer. La justicia no es dejar presa a una persona porque sí, sin tener pruebas”. Finalmente, señaló su preocupación porque este tipo de reacciones “son cada vez más habituales”.