POLICIA


Crimen de la estudiante chilena: podría tratarse de un femicidio

Un joven de 22 años fue detenido acusado del asesinato de Nicole Sessarego Bórquez. Se negó a declarar y a someterse a una extracción de sangre.

Nicole Sessarego Borqués junto a su novio Iván Miranda.
Nicole Sessarego Borqués junto a su novio Iván Miranda.
Foto:Cedoc

Un joven de 22 años fue detenido acusado del asesinato de la estudiante chilena Nicole Sessarego Bórquez. Luego de reconocerlo por televisión en las imágenes de las cámaras de seguridad cerca del lugar del crimen, el padre del joven lo entregó en una comisaría del partido bonearense de Quilmes.

Nicole Sessarego Bórquez, de 21 años, fue asesinada cuando volvía de bailar el pasado 15 de julio de 11 puñaladas, a metros de la entrada de su departamento en la calle Don Bosco al 4200 del barrio de Almagro. El 4 de noviembre el juez de Instrucción Luis Zelaya, a cargo del caso, dictó falta de mérito y ordenó liberar al primer detenido por el homicidio, ex pareja de la víctima y de nacionalidad turca, luego de que las pruebas con el material genético encontrado en la escena del crimen dieron negativo.

Cuatro días después de la liberación del primer sospechoso, Ariel Lucas Azcona se presentó en la comisaría 4ª de la localidad de San Francisco Solano acompañado de su padre, luego que éste y su hermana lo reconocieran en las imágenes que las cámaras de seguridad cerca de la estación Castro Barros de la línea A de subtes tomaron la noche del asesinato y que fueron transmitidas reiteradamente por televisión.

El padre de Azcona, Roberto, admitió al entregar a su hijo que "le dijo a su hermana que fue él" el autor del crimen de la estudiante chilena, cometido en julio último y que lo había reconocido por “la forma de caminar”. Asimismo, dijo suponer que el joven "no conocía a la víctima" sino que "fue esa madrugada que la siguió e hizo lo que hizo".

El juez Zelaya dijo ayer que el crimen se produjo en medio de un "ataque muy violento", y consideró que el sospechoso podría estar en condiciones mentales normales pues tenía trabajo en relación de dependencia y por ello debería haber "superado los requisitos" para ser empleado. El magistrado valoró en diálogo con Radio Vorterix que “desde el punto de vista procesal es irrelevante lo que confiese al padre o el hermano” y que “no se descarta que sea un femicidio”.

Ante la negativa del arrestado de declarar y de someterse a una extracción de sangre, Zelaya dispuso que esta última medida se tomara en forma compulsiva, ya que "tenemos ADN para cotejar con la sangre del detenido". Sobre este tema dijo que el muchacho "al haberse supuestamente herido" en el momento de cometer el crimen, "la sangre que aparece hacia (la calle) 33 Orientales es del propio victimario, que se iba sacudiendo la mano..., quedó adherida a la pared y se tomaron las muestras".

Su padre lo describió como "un chico sumiso, callado, que había nacido con problemas (de salud), pero que no fuma, no toma y no se droga". Según informó el diario Clarín, Ariel Lucas tenía un historial de violencia con su madre y una ex novia unos años mayor que él. Los investigadores creen que la herida de bala que tiene en la pierna derecha no fue durante un robo, como él detalló, sino que pudo haber sido disparado por familiares de una chica de la que habría intentado abusar un mes antes del crimen de Nicole.

A la espera de los resultados de los estudios de ADN, Azona está imputado de "homicidio calificado". 



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Nicole Sessarego Bórques
  • crimen estudiante chilena
  • Ariel Lucas Azcona
  • homicidio calificado