POLICIA ONCE

Crimen del "arbolito": detienen al presunto asesino

La Policía lo ubicó en un hotel. Pablo Reyes habría querido suicidarse. Dejó una carta.

Pablo Reyes
Pablo Reyes Foto:Télam
Pablo Reyes, el vigilador privado sospechado de haber asesinado al "arbolito" Nicolás Silva, fue detenido hoy luego de que presuntamente quiso suicidarse en un hotel del barrio porteño de Once, trascendió de fuentes del caso.

Los voceros también dijeron que el imputado habría dejado dos cartas, en una de las cuales habría reconocido la autoría del crimen. El arresto se produjo en un hotel de la calle Hipólito Yrigoyen al 3000, cerca de la Plaza de Miserere (popularmente conocida como Plaza Once) y la detención estuvo a cargo de policías de las comisaría 8va. 

Reyes quedó internado en el hospital Ramos Mejía, ubicado en la zona, a raíz de heridas cortantes que se provocó en las venas, aparentemente desesperado por la impotencia de no poder seguir huyendo o continuar escondiéndose de la policía.

El cadáver de Silva, el vendedor informal de dólares que estaba desaparecido desde principios de octubre, fue hallado dentro de una valija en un placard del departamento que Reyes ocupaba con su familia en la calle Venezuela al 1200 de esta capital.

La víctima recibió al menos una puñalada y fue asfixiada, según la autopsia. Los investigadores sospechan que Reyes engañó a Silva y lo llevó a su casa, para asesinarlo y quitarle la plata.

Los restos de Silva fueron velados en una casa de sepelios del barrio de Villa Urquiza donde su madre, Marcela Neira, dijo hoy a la prensa que "fue un crimen macabro" y sostuvo que "no puedo entender que alguien lo haya tenido 45 días adentro de una bolsa y en un placard".
También lanzó críticas a los investigadores: "Quizá no allanaron antes el departamento porque no tenían la autorización de la Justicia. Es algo que no se puede entender".

La mujer advirtió que "no voy a parar hasta encontrar al asesino. Por la memoria de mi hijo, lo voy a encontrar". En tanto, la mujer de Silva, Yesica Tomasi, afirmó que siempre sospechó de Reyes. La mujer de Reyes, Brenda Blanco Rondón, y el padre, Antonio Reyes, fueron detenidos bajo la sospecha de estar involucrados en el homicidio.