POLICIA ENCUBRIMIENTO DE LA AMIA

Denuncia de Nisman: duro dictamen del fiscal De Luca contra la DAIA

El miembro de Justicia Legítima acusó a la delegación judía de querer "investigar la vida entera de distintas personas".

El fiscal integrante de Justicia Legítima pidió rechazar el recurso de la DAIA.
El fiscal integrante de Justicia Legítima pidió rechazar el recurso de la DAIA. Foto:Infojus
El fiscal de Casación Javier De Luca rechazó duramente un planteo de la DAIA para reabrir la denuncia del fiscal Alberto Nisman contra la ex presidenta Cristina Fernández por encubrimiento del atentado a la AMIA y acusó a la entidad judía de perseguir "otro interés, distinto de la persecución del crimen", advirtiendo que podría pretender manejar la política exterior argentina.

En ese sentido sostuvo que "no es posible que unos jueces o fiscales, a pedido de un puñado de personas, sean éstas imputadas, víctimas o representantes de ellas, manejen las relaciones exteriores del país".

De Luca -de la agrupación kirchnerista Justicia Legítima- alertó que judicializar el pacto del gobierno anterior con Irán "abriría una puerta para que de aquí en adelante cualquier Presidente o Canciller sean enjuiciados por actos similares", como las "negociaciones comerciales o de explotación de recursos naturales con Gran Bretaña en Malvinas", y citó como ejemplo una denuncia contra el presidente Mauricio Macri y varios funcionarios. 

De Luca afirmó que "los representantes de la DAIA pretenden investigar la vida entera de distintas personas durante un determinado período, sin que se precise la conexión de cada medida con algún delito a demostrar".

En ese sentido, rechazó los planteos para investigar líneas telefónicas de los denunciados, sus movimientos migratorias y la lista de personas que acompañaron a la ex presidenta Cristina Fernández a un viaje de Naciones Unidas.

El fiscal aseguró que es "un razonamiento falaz" conectar esta causa con la muerte del fiscal Alberto Nisman, ocurrida cuatro días después de haber presentado la denuncia contra Cristina Fernández, el ex canciller Héctor Timerman y otros por encubrir a Irán en el atentado, a través del Memorándum.

Y reportó presiones a los jueces de Casación que analizan este tema: "En este expediente se han agregado piezas procesales anónimas que constituyen un aviso a los jueces que deben dictar sentencia, acerca de que si dijesen que lo concerniente al Memorándum no es delito, ellos mismos incurrirían en un delito, consistente en el encubrimiento de un ilícito internacional".

El pronunciamiento de De Luca surge de cara a la audiencia que se hará el 19 de diciembre en la Sala I de la Cámara de Casación para revisar el fallo de la Sala I de la Cámara Federal que, el 27 de septiembre, confirmó, por segunda vez, el cierre de la denuncia de Nisman por inexistencia de delito.

De Luca ya se había pronunciado en ese sentido el pasado 8 de noviembre contra el planteo del fiscal Germán Moldes, pero ahora ratificó esa postura ante el pedido de la DAIA, luego de aclarar que propicia la actuación "amplia de la querella, reconociendo a las víctimas y sus representantes los mismos derechos procesales que a los imputados".

De todas maneras, ante la posibilidad de que Casación la habilite como querellante, De Luca sostuvo que "el precedente que se dicte al respecto sería gravísimo" y afirmó que "no habría vuelta atrás y de manera equivocada y grave abriría una puerta para que de aquí en adelante cualquier Presidente o Canciller sean enjuiciados por actos similares", por lo que debe entenderse que "el ejercicio de una potestad constitucional nunca puede constituir delito".