POLICIA

"Desarmado, golpeado y pidiendo agua", así fueron las últimas horas de Martín Lanatta como prófugo

Un vecino contó que el delincuente se acercó a su vivienda: "Por la pinta que tenía pensé en los fugados, tenía un tajo en el ojo". Por qué fue clave para su captura. 

Foto:CEDOC.

Campo adentro, golpeados y perdidos. Los Lanatta y Víctor Schillaci comenzaron a escribir sus últimos momentos como prófugos. Martín se acercó al dueño de una casilla en Cayastá para pedirle agua. "Lo primero que se me cruzó fue que era uno de ellos”, dijo.

"Por la pinta que tenía pensé en los fugados, tenía un tajo en el ojo", explicó el vecino, quien resguardó a su mujer y actuó con normalidad para evitar sobresaltar al delincuente. “Luego saqué a mi esposa por la ventana de atrás", expresó a Todo Noticias.

Antes de volcar en la ruta provincial 1, Lanatta, quien se acercó al vecino pidiéndole agua para “tomar pastillas”, estaba desarmado. “No se le veía armas. Dijo que era de San Justo", describió. 

“Justo se acercó un vecino, que trabaja para la Policía. Después lo detuvieron", recordó el hombre. Un nuevo héroe anónimo clave para dar con uno de los hombres más buscado del país. 

En tanto, el jefe de Policía de Santa Fe, Rafael Grau, aseguró que “en un operativo efectivos de la comisaria 5 de la provincia de Santa Fe, realizando tareas inherente al servicio de prevención, lograron detectar a un persona que se desplazaba en un camino rural. Tres efectivos logran reducir al sujeto. La persona detenida es Martín Lanatta y es la única persona que tenemos detenida en esta comisaría. No tenemos información de otra detención", detalló a la prensa. 



Redacción de Perfil.com