POLICIA ESPANTO

Detienen a la madre de la nena violada y asesinada en San Luis

El padrastro de la menor se encuentra aprehendido señalado como el presunto autor del crimen. Ahora la justicia sospecha que la mujer estaba al tanto de las vejaciones que sufría su hija por parte del hombre.

Florencia Di Marco
Florencia Di Marco Foto:Twitter

Carina Di Marco, la mamá de la niña de 12 años violada y asesinada presuntamente por su padrastro en San Luis, será indagada hoy luego de haber quedado detenida acusada de haber estado al tanto de hace mucho tiempo de que su hija era abusada por Lucas Gómez, quien se encuentra preso por el femicidio de la menor, y de no haber hecho nada para detener las vejaciones. 

La mujer, que ahora tiene la oportunidad de defenderse de la acusación de “abuso sexual con acceso carnal agravado en calidad de partícipe necesario”, llegó al recinto legal acompañada por su abogada  Karina Mantelli, y el defensor de Gómez, Carlos Salazar, según informó el medio local El Diario de la República.

La jueza María Virgnia Palacios a cargo de la causa, ordenó una serie de pericias que determinaron que había ADN de Gómez en el cuerpo de Florencia Di Marco, cuyo cadáver fue encontrado con signos de estrangulación y de abuso sexual reiterado bajo un puente de la localidad de Saladillo.

Tras el crimen, el presunto asesino fue detenido y se abstuvo de declarar ante la Justicia y fue acusado de los delitos de abuso sexual agravado por su calidad de guardador, homicidio “criminis causa” y además podría ser acusado de violencia de género. 

Previo a ello, había dado entrevistas a medios locales y hasta lloró en cámara. Cunado le sugirieron algunas sospechas en su contra, indicó “tener fe” en que la nena aparecería “pronto” y juró tener “la conciencia tranquila”.

Otra de las medidas dispuestas por la funcionaria judicial es la realización de una cámara gesell al hermano de 9 años de la nena asesinada, e hijo biológico del acusado, quien todas las mañana era llevado a la escuela por su padre junto a Florencia.

El caso. Florencia fue hallada sin vida el 24 de marzo junto a un arroyo por lugareños que recorrían la zona. El cuerpo estaba desnudo de la cintura para abajo y existían signos de que el crimen se había producido en otro lado. El propio Gómez fue quien había realizado la denuncia de la desaparición de su hijastra, dado que él estaba a cargo de su cuidado -y del de dos varones, hijos biológicos suyos- mientras que Carina Di Marco, la madre de los chicos, permanecía internada ya que tuvo una hija que nació el mismo día que la nena apareció muerta.