POLICIA ESCANDALO EN SANTA FE

Detienen y acusan por narco a un ex candidato a senador

Juan Javier Granelli encabezó la lista del partido liderado por el ex presidente Adolfo Rodríguez Saá. Se sospecha que tendría vinculación con Los Monos. También fue capturada su mujer y un policía federal.

Formula. Granelli fue benedecido por Adolfo e integró la misma lista que María Luján Telpuk.
Formula. Granelli fue benedecido por Adolfo e integró la misma lista que María Luján Telpuk. Foto:cedoc

La lista de Adolfo Rodríguez Saá en Santa Fe, en 2015, logró cierta notoriedad gracias a la inclusión de María Luján Telpuk, la célebre agente de la Policía Seguridad Aeroportuaria (PSA) que, al encontrar 800 mil dólares en la valija del empresario venezolano Antonini Wilson, protagonizó el segundo escándalo político de la era K. Pero esa misma nómina vuelve hoy a tomar notoriedad, ya no por Telpuk sino por el hombre que la encabezó: Juan Javier Granelli. El candidato del puntano y su pareja fueron dos de los 15 detenidos el jueves durante un operativo antinarco llevado a cabo en Santa Fe y Misiones por la Federal, con el apoyo de la Policía de Investigaciones de Santa Fe, la de Seguridad Aeroportuaria y Gendarmería Nacional.  

Fuentes del caso indicaron a PERFIL que dentro del esquema de la organización, que proveía cocaína y marihuana a la banda de Los Monos, Granelli y su esposa tenían a cargo la venta, aunque estaban lejos del liderazgo de Mario “El Gringo” Visconti, ex integrante de la barra de Rosario Central acribillado en mayo pasado en un ajuste de cuentas.

Su cuerpo fue hallado con nueve disparos de arma de fuego de grueso calibre en un camino rural cercano al cementerio de la localidad de Ibarlucea, provincia de Santa Fe. Los tiros fueron hechos a corta distancia y todos de la cintura hacia arriba, consignó en su momento el diario La Capital de Santa Fe.

El ex candidato a senador por el espacio de Rodríguez Saá, que figura como titular de una radio y a cargo de un portal de noticias en Casilda, tendría una relación cercana a Ariel “Guille” Cantero, uno de los líderes del clan, preso junto a su hermano, Ramón “Monchi” Machuca y su padre Máximo Cantero, entre otros familiares. 

De hecho, la nueva causa se originó en la justicia federal como un desprendimiento de la que llevó a los Cantero a prisión por narcotráfico.

La pista de “Roberto”, un alias que era utilizado por Visconti y que apareció en las escuchas en varias oportunidades, llevó a los investigadores hacia la banda de distribución de estupefacientes en la que participaba el ex candidato a senador. 

Esa particularidad no es la única que contiene el expediente que se inició en el juzgado federal a cargo de Marcelo Bailaque y que fue delegada al fiscal Marcelo Degiovanni.

Policía preso. En el procedimiento, además, se detuvo a un efectivo de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal. Pese a que la investigación se inició en diciembre pasado, el policía nunca habría sospechado que los investigadores le pisaban los talones. Se cree que siguió pasando información a los narcos y participando en la distribución de la droga con normalidad durante los meses que duró la pesquisa y pese el decomiso en julio de 500 kilos de marihuana en la localidad de Apóstoles, en la provincia de Misiones. 

El efectivo vivía, a la vez, con otro presunto miembro de la organización: el periodista y fanático de Rosario Central Edgardo “Picu” Smolski, quien también tendría vínculos aceitados con la familia Cantero.

“Todo este entramado permitió determinar que la red criminal operaba en las localidades misioneras de Posadas, Candelaria y San José y en la zona correntina de San Carlos, las cuales servían de base operativa. El despliegue, en tanto, se efectuaba hacia la zona noroeste de Rosario en los Barrios Alberdi, Nuevo Alberdi y Cristalería”, indicó el Ministerio de Seguridad de la Nación en un comunicado de prensa.

El grupo utilizaba encomiendas para el traslado de la droga, de origen paraguayo, hacia Rosario con previo cobro de la misma. También se sospecha que realizaban entregas como delivery. Además, la operación contemplaba a la localidad misionera de Puerto Mado como lugar de paso de la droga.


Realizaban envíos de droga por encomienda


A principios del mes de julio, una Brigada Operativa de la Policía Federal, a cargo de Néstor Roncaglia, interceptó a un vehículo que hacía las veces de “puntero” en Apóstoles, Misiones, mientras que la camioneta que transportaba la droga se dio a la fuga. En esta ocasión se lograron decomisar unos 500 kilos de marihuana.

A la vez, se detectó a un hombre oriundo de Puerto Esperanza, quien oficiaba de proveedor de flores de marihuana. Fue a través de la identificación de este sujeto, de apellido Enriquez, que se determinó que se utilizaban las encomiendas y envíos para el traslado de la droga. En una de las comunicaciones que éste hombre realizó con uno de los investigados, Edgardo “Picu” Smolski, se pactó el envío de entre 20 y 30 kilos de “cogollos” de marihuana. Es así como se dispuso la presencia de oficiales de la Policía Federal en el asiento del Correo Argentino que recibiría las encomiendas para secuestrar los estupefacientes.