POLICIA


Doble crimen de San Martín: el macabro plan del asesino

Las últimas horas de las víctimas del doble feminicidio. Cómo murieron. El engaño a los policías que negociaban la liberación.


Foto:Télam.

A 24 horas de que se conociera el trágico final de las dos mujeres asesinadas ayer en el partido bonaerense de San Martín, se conocieron detalles del doble feminicidio que refuerzan la hipótesis de los investigadores de que se trató de un homicidio planificado.

A la carta que habría dejado el autor del crimen, Pablo Peralta, en la que hablaría de celos y un supuesto engaño de parte de su expareja, Silvana Eiriz, se suma el modo en que asesinó a la mujer y su hija, Valeria Gioffre, luego de balear a su novio, que todavía continúa internado en estado reservado en el Hospital Thompson de San Martín.

Médicos forenses explicaron que la mujer, de 49 años, no murió el domingo en la tarde en medio de la toma de rehenes, sino el sábado, ahorcada. Por su parte, Valeria, de 23 años, murió de un tiro en la nuca, pocas horas después de que el atacante la secuestrara en su propia casa, ubicada en Sarmiento al 5000 de San Martín.

Los peritos determinaron que en el lugar de ingreso del proyectil quedaron las marcas típicas de pólvora y quemadura, por lo que consideraron que el homicida apoyó el arma en la nuca para disparar y matar a la joven, consignó la agencia Télam.

Hipótesis. Los investigadores estiman que Eiriz fue asesinada alrededor de las 19 del sábado y que el homicida permaneció en la casa hasta el domingo al mediodía, cuando se enfrentó con Valeria y su novio, Emanuel Villalba (23).

Peralta, exconcubino de Eiriz, será indagado mañana por el fiscal de la causa, Fabio Cardigonde, quien le imputa los delitos de "doble homicidio y tentativa de homicidio criminis causa" en perjuicio de la maestra, la hija de ésta y el muchacho baleado.

Dudas. Lo que los forenses procuran establecer, mediante estudios complementarios, es si las dos mujeres fueron abusadas sexualmente antes de ser asesinadas y si las drogó antes de matarlas.

Esos mismos estudios también servirán para determinar con exactitud la data de muerte de madre e hija.

Durante las negociaciones, Peralta había dicho que mantenía a ambas víctimas de rehenes y que él estaba "jugado". Durante la falsa toma de rehenes, el asesino dijo a los negociadores que las mujeres no podían hablar porque estaban "drogadas" y hasta fingió diálogos con ellas para hacer creer a los policías que estaban allí con él.

El caso. El hecho se conoció ayer, alrededor de las 13, cuando un llamado al 911 alertó al personal de la comisaría 1ra. de San Martín que se hallaba una persona herida frente a la casa de Eiriz.

Al llegar al lugar, los policías fueron recibidos a los tiros por un hombre que se hallaba atrincherado en esa vivienda.

Los efectivos constataron que el herido se trataba de Villalba, quien se hallaba dentro de su auto marca Volkswagen con un tiro en la zona abdominal, por lo que lo trasladaron al Hospital Thompson.

Luego, los policías rodearon la casa de Sarmiento al 5000 y negociaron durante seis horas con Peralta para que se entregara.

Finalmente, minutos después de las 19, el Grupo Halcón irrumpió en la vivienda, detuvo al hombre y descubrió que Eiriz y Gioffre estaba muertas desde hacía varias horas, y con marcas de haber sido golpeadas.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • doble crimen de San Martín
  • Silvana Eiriz
  • Valeria Gioffre
  • Pablo Peralta
  • femicidio
  • feminicidio
  • violencia de género