POLICIA CAUSAS Y BOTINES

El extenso prontuario del ladrón acusado de robarle el celular a Brenda Bigiatti

Se llama Leonel López y tiene 32 años. Lo detuvieron cuando dormía en su casa de José C. Paz. Hace diez años que acumula denuncias por robo y drogas.

Leonel López, el sospechoso por el ataque a Brenda.
Leonel López, el sospechoso por el ataque a Brenda. Foto:Cedo Perfil

Hace más de diez años que el sospechoso de robarle el teléfono celular a Brenda Bigiatti (27), la joven que cayó del tren Belgrano Norte y sufrió gravísimas heridas, llena los casilleros de su prontuario delictivo. No sólo tiene causas por robos en distintas versiones sino también una detención por una causa de drogas. Pese a ello, se encontraba en libertad.  

El acusado fue detenido esta madrugada en un operativo realizado por la Policía de Buenos Aires en la localidad de José C. Paz. Lo sorprendieron en su habitación, cuando estaba durmiendo. 

Leonel López, de 32 años, fue identificado gracias a las cámaras de seguridad de la línea del ferrocarril. Ya estaba en la mira de la justicia por sus condenas anteriores por robos de celulares en distintas estaciones de trenes de la zona oeste del Conurbano bonaerense.

De acuerdo a su ficha delictiva, el sospechoso fue imputado en una causa por primera vez el 13 de agosto de 2007, cuando tenía 22 años. Lo acusaron por el delito de robo. Dos años más tarde se le inició un nuevo sumario judicial en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 20 de Malvinas Argentinas por el delito de robo simple en grado de tentativa. 

El 9 de febrero de 2010, 32 días después de la anterior acusación, lo demoraron por Infracción a la Ley 23.737 (drogas). Apenas recuperó su libertad sumó una nueva causa: el 6 de febrero de 2011 fue imputado el delito de robo, en un expediente que se tramitó en la UFI 19 de Malvinas Argentinas.

El 9 de mayo de 2015 volvió a las andadas y una vez más lo detuvieron por un robo en el Departamento Judicial de San Martín. Además, posee tres causas más con condenas a prisión efectiva por robo de celulares en estaciones de trenes en San Isidro, lo que marca que no sólo robaba en la zona oeste del Conurbano. 

López no usaba armas para robar. Al menos eso es lo consta en su legajo. Sin embargo, solía publicar fotos de algunos botines en sus siete cuentas de Facebook, donde aparece con la misma ropa y la misma pose: la del gesto de la pistola con la mano.