POLICIA

El FBI capacita a policías de Santa Fe para frenar a narcos

PERFIL COMPLETO

La violencia narco desborda las calles de Rosario: en lo que va de 2014, se cometieron 56 homicidios, y la mayoría están vinculados a la guerra entre bandas que se disputan el territorio dominado por Los Monos.

Agentes del FBI especializados en drogas, crimen organizado y pandillas violentas capacitaron a un grupo especial de la policía de Santa Fe en “técnicas de investigación criminal”. Se trata de la nueva Policía de Investigaciones, que comenzó a funcionar el 7 de enero pasado y que ya colabora en la megacausa que avanza en el despacho del juez Juan Carlos Vienna.

Los agentes actuarán a la manera de detectives para resolver los casos de homicidios de “alto perfil”, es decir, vinculados al narcotráfico y disputas y grupos criminales en Rosario. “No harán prevención, estarán sólo dedicados a investigación”, contó a PERFIL el subsecretario organizador de la Policía de Investigaciones, Víctor Moloeznik.

“Necesitamos pensar estratégicamente para atacar el narcotráfico. En Rosario hay una alta tasa de homicidios con autores desconocidos, es decir impunes, que están relacionados a la guerra entre bandas”, explica Moloeznik. “Una grieta en el sistema de inteligencia permitió el crecimiento de estos grupos”, agrega a la vez que llama la atención sobre “la facilidad que existe para que circulen armas de gran calibre en las calles”.

Para el subsecretario de la nueva policía, “la violencia empeoró en 2014” y se produjo “una naturalización del sicariato”. “El Estado no puede dejar que los miembros de bandas enemigas se maten entre sí en ajustes de cuentas y que esos crímenes queden impunes, porque la investigación de esos homicidios puede llevar a la persona que lo encargó y así llegar a desintegrar la organización. Además, ya estamos teniendo víctimas inocentes de los sicarios”. Por último, advirtió: “Estos grupos funcionan como empresas delictivas y utilizan todos los avances tecnológicos”.

La delegación del FBI, que dictó el seminario la semana pasada a efectivos y funcionarios judiciales, estuvo compuesta por los agentes Frank Nivar, que investigó los carteles de droga mexicanos y colombianos; Heather Kiefer, quien desarrolla inteligencia táctica y estratégica relacionada a las maras; y Clifford Swindell, miembro de un grupo de tareas que investiga pandillas callejeras violentas y empresas criminales. 

En Argentina, Los Monos llegaron a conformar “un imperio”, según dijo a PERFIL el fiscal Guillermo Camporini. Pese a que el miércoles pasado la Justicia procesó a 35 integrantes de  la organización –entre ellos, 13 policías–, Camporini admite que “la violencia no se detuvo. Este tipo de organizaciones no pierden fuerza, necesitan demostrar que continúan vigentes” y que aún existen “ramificaciones” del grupo que no han sido desactivadas.

Los homicidios de sicarios hablan de la existencia de organizaciones que buscan quedarse con el poder de la banda debilitada tras el homicidio de su líder, Claudio Cantero.



M.I.