POLICIA

El guardavidas acusado de matar a su expareja cayó por una llamada

La policía logró localizarlo cerca de la frontera con Bolivia. Nuevos detalles de la causa. 

PERFIL COMPLETO

Paro de choferes de la línea 60. Corte en Puente Saavedra.
Paro de choferes de la línea 60. Corte en Puente Saavedra. Foto:Télam

Tras el asesinato de Mariana Horowitz, nada más se supo acerca de Ariel Ito, señalado como el autor del hecho sucedido el miércoles pasado a las 13.30 al sur de Mar del Plata, en la misma vivienda que ambos habían compartido antes de separarse en marzo. Hasta hoy, cuando fue detenido en Humahuaca, Jujuy, a poco más de cien kilómetros de la frontera entre Argentina y Bolivia, hacia donde se dirigía. 

A pesar de haber convenido encontrarse para que la mujer se llevara al hijo que tenían en común, sobre la marcha Ito dejó al chico en la casa de una tía, alejándolo del punto de encuentro con su exesposa. Esta y otras conductas hicieron suponer al fiscal Mariano Moyano que el hombre tal vez ya había premeditado lo que terminó haciendo, buscando convencer a Horowitz de ir hasta el domicilio con la excusa de la búsqueda del niño, pero luego alejando a este para que no presenciara el trágico desenlace.

Pero el plan, frío y calculado, se desmoronó por la debilidad de Ito. El hombre que mató como un animal, terminó traicionado por su instinto humano. Desde el anonimato de su fuga llamó por teléfono a aquella tía a la que le había dejado a su hijo el día del crimen. Quería hablar con el chico, aunque él ya no se encontraba allí, sino bajo el cuidado de una hermana de Horowitz. “Estoy arrepentido”, dijo. Y luego cortó.

Automáticamente, la mujer se comunicó con la familia de Mariana Horowitz, quien a su vez dio aviso a la Fiscalía y esta inició las diligencias necesarias para rastrear la ubicación del teléfono y, de esa forma, dar con el paradero del hombre, que hasta ese momento se encontraba prófugo y declarado en rebeldía.

Los resultados finalmente señalaron que Ariel Ito, de 47 años de edad, se encontraba en Humahuaca, a escasos 160 kilómetros de la frontera con Bolivia. Un intenso operativo se puso en marcha para dar con el guardavidas. Y allí lo encontraron, caminando solo por las calles de ese poblado jujeño.

¿Planeaba escaparse del país? Si esa era tu intención, debía haberla hecho con sigilo, pues pesaba sobre él una prohibición para abandonar el país luego de quedar involucrado como el principal sospechoso del crimen de Mariana Horowitz, de 41 años.

La mujer, guardavidas como él, fue asesinada el miércoles pasado después de haber recibido varios tiros. Algunos vecinos declararon haber visto a Ariel Ito dispararle en la calle a quien fue durante trece años su pareja. Además, en el cuerpo de la víctima se encontraban balas de 22 milímetros, el mismo calibre del arma hallada en el parque de la casa donde sucedió el trágico hecho. También se encontraron cajas de esos proyectiles en la camioneta que Ito utilizó para escaparse unas diez cuadras, antes de subirse a otro vehículo.

Después de varios años de convivencia, la pareja se había separado en marzo. Ariel Ito comenzó a amenazarla por teléfono y Mariana Horowitz lo denunció, aunque luego el vínculo pareció calmarse, sobre todo porque el hijo en común los obligaba a seguirse relacionando. La mujer era una destacada triatlonista que competía por todo el país, algo que a Ito no terminaba de aprobar.

Esa diferencia es la que el entorno de la mujer señala como decisiva para marcar la ruptura, determinada por Horowitz. Tras una de las últimas discusiones, Ito había roto a martillazos una costosa bicicleta que ella utilizaba para competir. La triatlonista había conservado el cuadro del rodado para tenerlo como evidencia ante cualquier situación”.

“Ariel era un enfermo de celos y Mariana una mina difícil, aunque desde luego eso no es justificativo para matarla. Porque, además, ella siempre fue leal. Vivía para entrenar y lo único que hacía, era eso”, apunta un familiar de la víctima. Ito aún se encuentra en Jujuy, bajo custodia policial, a la espera de que la Justicia determine los pasos a seguir.

(*) Especial para Perfil.com.



Juan Ignacio Provéndola