POLICIA

El hermano de Gaby Álvarez declara ante la jueza Arroyo y seguirá detenido

Ariel Álvarez y su banda, todos acusados por narcotráfico, fueron llevados a los tribunales de San Isidro. Cómo era el vínculo con el RRPP.

Foto:Cedoc

La Policía Federal Argentina trasladó esta mañana a Ariel Álvarez y a otros integrantes de una banda sospechada de narcotráfico al Juzgado Federal N° 1 de San Isidro para declarar ante la jueza Sandra Arroyo Salgado. "Es todo mentira", alcanzó uno de los sospechosos que fueron trasladados, todos a cara descubierta, antes de ingresar al juzgado. Según trascendió, los sospechosos continuarán detenidos.

El hermano del relacionista público Gaby Álvarez fue detenido ayer, acusado de ser uno de los presuntos líderes de una banda narco que intentaba ingresar 14 kilos de cocaína a España, escondidos en esquíes. En el departamento de Ariel también encontraron otros 21 kilos de la droga.

"Quedaron detenidos los dos principales sospechosos. Uno es un empresario del transporte muy importante, de apellido Moschela, y Ariel Álvarez", precisó ayer el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, según consignó la agencia DyN.  

"Álvarez era uno de los cabecillas y está sospechado de ser el que comercializaba la droga entre sus clientes adinerados de la zona norte del Gran Buenos Aires e incluso de la ciudad de Buenos Aires, en los barrios Recoleta, Norte y Las Cañitas", agregó el funcionario.

Cosa de familia. Los hermanos Álvarez trabajaron juntos durante muchos años. Ariel lo ayudaba con las tareas de relacionista público. Eso fue hasta que Gabriel tuvo otro problema: en enero de 2008 viajaba en un auto que atropelló y mató a dos personas que iban en motocicleta en José Ignacio, Uruguay. Estuvo detenido un año y medio y fue liberado por buena conducta.

"La única persona que siempre lo apoyó fue su hermano", explicó sobre la relación entre ambos el periodista Roberto Funes Ugarte. "Gaby Álvarez era muy codiciado, en Punta del Este se decía que si él no estaba, la fiesta no comenzaba. Su hermano trabajaba con él, lo ayudaba en los boliches con las listas de invitado, también hacía de RR.PP.", agregó.

"La gente empezó a decir que a Gaby se le subió el humo a la cabeza porque estaba muy malhumorado, era complicado hablar con él, había algo raro", reveló. "Después del accidente se transformó en otra persona, estaba muy tranquilo y empezó a trabajar de a poquito. La gente lo volvió a llamar para trabajar en los boliches", contó el periodista, en diálogo con el programa "Chiche en vivo".



Redacción de Perfil.com