POLICIA

El incómodo pasado de Pierri: Grassi, Menem y Rodrigo

El abogado de Jorge Mangeri aún está procesado por un testimonio del caso del cura y podría ir a juicio. A qué famosos defendió. Las explicaciones a Perfil.com.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc.

Miguel Angel Pierri, defensor del portero Jorge Mangeri en la causa por el crimen de Ángeles Rawson, sabe enfrentarse a las cámaras. El exabrupto de su hijo en una entrevista televisiva no fue la primera oportunidad en que el abogado estuvo bajo la atención de los medios. Y su trayectoria da cuenta de ello.

Pierri se transformó en uno de los abogados más mediáticos de la Argentina por varias causas en los años '90 que lo llevaron a enfrentarse a las cámaras y los micrófonos. En 1995, colaboró con la defensa del expresidente Carlos Menem en la causa por tráfico de armas a Ecuador y Croacia.   La Cámara de Casación Penal sentenció este año al senador a 7 años de prisión.

En 2000, el letrado volvió a intervenir en una causa resonante: la muerte del cantante cuartetero Rodrigo Bueno. Pierri representó a la familia del cordobés en la demanda contra quien era el conductor de la camioneta que se accidentó en la Autopista a La Plata, el empresario Alfredo Pesquera, finalmente absuelto.

Silvio Soldán fue otro de los famosos clientes del abogado. El célebre conductor de "Feliz Domingo" quedó involucrado en 2007 en la causa de su entonces pareja, la falsa médica Giselle Rímolo. Soldán luego fue sobreseído por la Justicia.

Además, Pierri representó ante la Justicia a Fernando Di Zeo, hermano exjefe de la barra de Boca Juniors, Rafael Di Zeo, condenado en 2007 por los ataques de La 12 con armas de fuego a la hinchada de Chacarita en 1999.

En tiempos recientes, Pierri se involucró en otro caso resonante: el triple crimen de General Rodríguez. El abogado fue contratado por la viuda del ejecutado Sebastián Forza, Solange Bellone. En esa defensa, Pierri estaba acompañado por un amigo del empresario, Rubén "Gordo" Ramírez. Este letrado tuvo que apartarse al ser imputado por el juez Norberto Oyarbide durante la instrucción del caso.

Marca. En 2003, pasó 70 días en prisión, acusado por un supuesto falso testimonio en el caso que investigaba los supuestos abusos sexuales del padre Julio César Grassi, a quien defendía. Esa causa aún no terminó: Pierri sigue procesado y podría afrontar un juicio oral por "encubrimiento agravado" y "prevaricato".

Juan Pablo Gallego, abogado de los jóvenes que denunciaron a Grassi por abuso sexual, querelló a su colega por haber redactado y distribuido a los medios una presunta falsa retractación de las acusaciones del menor "Ezequiel", testimonio crucial en la causa contra el prelado, condenado en 2009 a 15 años de prisión.

Pierri introdujo numerosos pedidos de nulidad, pero la Justicia elevó el caso a juicio oral y ahora la Cámara de Casación bonaerense debe emitir una sentencia. "A Ezequiel nunca lo vi, no lo conocí, jamás hablé con él y jamás me habría prestado a algo así, a modificar así el testimonio", se defendió ante la consulta Perfil.com.

Su co-defensor del portero Mangeri, Marcelo Biondi, es quien defiende hoy al accionista de Canal 26 en el caso. "Esta causa tiene gravísimas irregularidades y es totalmente arbitraria. Hubo un sobreseimiento y esta resolucion la apelo la Fiscalía. La Cámara revocó el sobreseimiento y pidió que se investigue el delito de prevaricato. Nosotros presentamos un recurso de casación por arbitrariedad y la prescripcion de la acción penal", explica.

Biondi insistió a este portal que "Ezequiel" declaró que "no conoció a Pierri" y que nunca habló con él. "Es un sometimiento, una persecución penal", reiteró. Sin embargo, el querellante, el letrado Juan Pablo Gallego, posee una versión totalmente distinta de los hechos de diciembre de 2002.

"Luego conseguir esa falsa retractación de 'Ezequiel', Pierri convocó a una conferencia de prensa y divulgó los supuestos dichos del adolescente. Pierri anunció que se trataba de un 'vuelco crucial' en el caso, pero ese acto fue declarado 'nulo e ilegal' por la Sala II de la Cámara Civil de Morón", explicó.

"Pierri fue denunciado por tres delitos diferentes: encubrimiento, agravado por la importancia del hecho que se encubrió; la representación de intereses opuestos como abogado y la divulgación de la declaración de 'Ezequiel' cuando en la causa había secreto de sumario", siguió.

Gallego aseguró: "Además del falso testimonio, Pierri se metió en el Tribunal de Menores 1 de Morón a representar los supuestos intereses de 'Ezequiel'. Yo ya representaba a 'Ezequiel' y 'Gabriel' y así empiezan reuniones raras de Pierri con el juez Ricardo Bolyama fuera de hora judicial. Pierri también aparece como representante de la hermana de 'Ezequiel". "Todo extrañísimo", resumió.

A raíz de esta denuncia, Pierri fue detenido el 14 de mayo de 2003 por orden del fiscal de la UFI Nº1 de Morón, José Andrés De los Santos. "Pierri estuvo 70 días detenido, el doble que Grassi", recordó Gallego. El abogado agregó: "Cuando sigo la cuestión de Mangeri, Pierri dice que él no defiende a acusados por delitos sexuales y Grassi ya fue condenado".

 

(*) De la redacción de Perfil.com



Diego Gueler (*)