POLICIA

El robo de un celular que puede cambiar la vida de dos nenas de 12 años

La niña asaltada recibió un cuchillazo y su familia dijo a Perfil.com que empeora en terapia intensiva. Mientras, la madre de la agresora pide ayuda desesperada por su hija. Drogas y pobreza.

Foto:Gentileza Diario El Día

El hecho ocurrió el miércoles a la mañana en el barrio El Carmen, uno de los más pobres de Berisso. Una nena de 12 años salía de una clase de educación física rumbo a su casa y fue interceptada por otra de la misma edad y un joven de 17 años. Ambos la amenazaron para que les entregue su celular y, al resistirse, la asaltante le clavó un cuchillo a la otra menor en el abdomen para quitárselo.

Desde entonces, la víctima de 12 años de la cual se preserva su identidad por cuestiones legales, permanece internada en terapia intensiva del Hospital de Niños Sor María Ludovica de La Plata. Su tía, Sandra, contó a Perfil.com que en las últimas horas se agravó el estado de salud de la menor.
 
“Mi sobrina empeoró, tuvieron que volverla a operar porque tiene muy comprometidos los intestinos. Los médicos no nos comunicaron si está fuera de peligro, estamos todos muy preocupados”, dijo Sandra y agregó: “Todavía no se despertó del coma, está muy hinchada y amarilla”.
 
La tía de la víctima denunció a este portal que el jueves por la tarde un grupo, supuestamente allegado a la agresora, irrumpió en el hospital con intenciones de ingresar a la sala donde está internada la víctima. "Cuando les pregunté a quién venían a ver, contestaban 'a una piba, a una piba', en alusión a mi sobrina”, contó Sandra. Al impedir el ingreso, los jóvenes se retiraron “entre risas”.
 
Pedido de ayuda.  Una vez que se difundió el hecho, Yamila, mamá de la agresora, pidió públicamente ayuda para rehabilitar a su hija de las drogas. “Siempre la aconsejamos con mi marido para que no se drogue. Hemos pedido ayuda, pero ya la situación se nos fue de las manos”, dijo Yamila  al diario El Día.
 
“Hace un año que comenzó a drogarse. Fue muy duro y desesperante para mí cuando lo descubría al sentirle un olor muy feo, como a quitaesmaltes. Y me reconoció que se venía drogando”, agregó la mujer que madre de nueve hijos.
 
Según indicaron fuentes policiales a Perfil.com, la joven agresora se encuentra en el barrio y este jueves habría protagonizado nuevos incidentes. 
 
El adolescente de 17 años que también participó del robo, sí es imputable y quedó detenido por robo calificado y lesiones, a disposición del fiscal de Responsabilidad Penal Juvenil, Juan Benavídez.
 
(*) Especial para Perfil.com
 


Bárbara García Crespo (*)