POLICIA HISTORIA EN FOTOS

Fayt | Qué pasó en el país y el mundo durante sus 97 años

Este jueves fue el último día de trabajo del longevo ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Un repaso por su vida y carrera a la par del devenir nacional e internacional.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

El juez Carlos Fayt se despidió esta semana de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, después de transitar en ella desde el regreso de la democracia, en 1983, cuando fue propuesto para el cargo por el entonces presidente Raúl Alfonsín y de resistir este último año una embestida kirchnerista para expulsarlo del máximo tribunal, debido a su edad.

En este nota se presentan en galería y en una interactiva línea de tiempo, grandes hitos de la historia argentina y universal que transcurrieron durante la vida de este prestigioso jurista.

Fayt, de 97 años, había presentado su renuncia en septiembre pasado con fecha de ejecución a partir del 11 de diciembre, un día después de que Cristina Fernández de Kirchner abandonara el Poder Ejecutivo, pese a que ahora se determinó que su mandato finalizaba al cierre del día 9 de diciembre.

LÍNEA DE TIEMPO NACIONAL E INTERNACIONAL:

 

Por una cuestión de cronogramas, la Corte celebró este miércoles su acuerdo semanal, que habitualmente tiene lugar los martes y que esta vez se postergó por el feriado largo del fin de semana. La página de Internet del Poder Judicial difundió la foto de Fayt en su último acuerdo, junto con sus hasta hoy colegas, Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda.

Y su última actuación como ministro del Alto Tribunal, el juez firmó varios fallos, entre ellos uno que frenaba aspiraciones de la provincia de Formosa para hacerse de fondos coparticipables y otro que delegaba en la Justicia Federal el análisis de un habeas corpus colectivo para detenidos por causas de lesa humanidad mayores de 70 años.

Así, desde la semana próxima el tribunal quedará integrado por sólo tres miembros de un total de cinco, por lo que precisará unanimidad para emitir sus fallos o, en caso de disidencias, recurrir a conjueces hasta que se completen las vacantes.

Mientras tanto, el gobierno de Mauricio Macri tendrá que resolver qué hace con las candidaturas de los juristas Domingo Sesín y Eugenio Sarrabayrouse, impulsadas por Cristina Fernández de Kirchner para que sean los que se sumen la integración de la Corte Suprema.

"No le voy a dar el gusto a la señora", era la frase de cabecera de Fayt cada vez que le preguntaban sobre su salida de la Corte y del pedido de juicio político que el kirchnerismo motorizó en la Cámara de Diputados. "Voy a resistir", había confiado además en exclusiva una fuente cercana al ministro a Perfil.com.

En medio de rumores que indicaban que Fayt estaba muy delicado de salud, el juez reapareció el 14 de mayo en el edificio de la calle Talcahuano 550, para firmar la primera acordada con Lorenzetti como Presidente y dijo: "Estoy en perfecto estado. Me siento muy bien y no renunciaré". Sin embargo, a mediados de septiembre pasado, Fayt envió una carta a Cristina haciéndole saber que resolvía renunciar "a partir del 11 de diciembre".

Al día siguiente, la Presidenta firmó un decreto aceptando la renuncia, sin agradecerla a Fayt "los valiosos servicios prestados", tal como lo había hecho cuando aceptó la dimisión del penalista Raúl Eugenio Zaffaroni.

(*) En Twitter: @Cynega. Con la colaboración del equipo digital de Perfil.com.


Emiliano G. Arnáez