POLICIA DANIEL “EL RANA” ATTARDO

“Fui de luna de miel”, dice el barra que fue deportado

Lo expulsaron de Brasil porque figuraba en la lista de los 2.100 violentos. Asegura que no tiene antecedentes y que quiere volver.

Foto:Claudio Attardo

El listado confeccionado por el Ministerio de Seguridad de la Nación llegó a Brasilia el 4 de junio pasado. La nómina –de carácter confidencial– tiene como objetivo mantener lejos de los estadios mundialistas a los barras bravas argentinos. En total, figuran 2.100 nombres. Daniel Attardo es uno de ellos.

El rosarino, que fue deportado el lunes desde el aeropuerto internacional de Guarulhos, en San Pablo, asegura que viajó con su mujer en plan de “luna de miel” y se muestra sorprendido de que Brasil le haya prohibido el ingreso. “Llegamos pasadas las 6 de la mañana a San Pablo y en migraciones me informan que no podía entrar al país porque me acusan de barrabrava. Estuve más de doce horas esperando en un cuarto con otras personas que iban a ser deportadas. Al día de hoy no me devolvieron las valijas”, dice en una entrevista exclusiva con PERFIL.
 

Attardo, uno de los hombres más cercanos a Andrés “Pillín” Bracamonte, jefe de la barrabrava de Rosario Central, se defiende: “Tengo 45 años y nunca estuve en una pelea”.

—¿No se imaginó que estaría en la nómina?
—No tenía idea de que estaba en la lista. Desde 2008 veraneo en Brasil. El 7 de diciembre de 2013 compré a la empresa Gol los pasajes para mi señora y para mí. Pagué con tarjeta de crédito en seis cuotas. La semana pasada hice una consulta en la AFIP para ver si me dejaban comprar reales y me autorizaron. En abril del año pasado yo fui un turista sin ningún problema, ahora voy en junio y soy un barrabrava peligroso. Hay cosas que no entiendo. Me iba a alojar en un hotel de Buzios y ahora tengo la entrada prohibida hasta 2027.

—¿Por qué decidió viajar en esta fecha?
—En lugar de irme en enero, prolongué mis vacaciones para irme en junio. Si bien iba con mi señora, iba a ser una fiesta mundial. Si estaba dentro de mis posibilidades iba a comprar una entrada para ir a ver un partido de Argentina, pero iba sin entrada, iba a disfrutar la playa.

—¿Qué sensación tuvo al ser deportado?
—Me preocupa la existencia de listas negras en 2014 como si fuera la época del proceso. Soy kirchnerista y para mí es una gran decepción; igual que Brasil, que me juzga sin conocerme. ¿Con qué derecho? Me sorprende estar en esa lista negra, no me lo esperaba. Me llama la atención. Y si hay una lista, ¿por qué no la publican antes? Si lo hubiera sabido, no habría viajado. Yo no tengo antecedentes. Quiero pensar que se equivocaron.

—¿De qué trabaja?
—Soy empleado público y estoy dentro de una organización gremial, pero no lo mezclo con esto. Yo soy hincha de Central y he viajado por todos lados. Mi pasaje me lo pagué yo, iba con mi esposa. Era como una luna de miel.

—¿Va a intentar entrar a Brasil antes de que termine el Mundial?
—Para eso están mis abogados. Ellos están trabajando para que yo pueda volver a mis vacaciones. Tengo ganas... Lo tengo preparado desde diciembre, hasta pagué exceso de equipaje. Si bien yo me voy de vacaciones, yo tenía la ilusión de... no te digo todos los partidos, pero por lo menos ir a ver un partido de Argentina.

—¿Pensaba encontrarse con otras personas allá?
—No. Yo iba por mi cuenta. Todo lo hice para mí y para mi señora.

—¿Qué relación tiene con la barra brava de Rosario Central?
—¿A qué le llama barras bravas?

—A personas que son consideradas violentas, por ejemplo, Andrés “Pillín” Bracamonte.
—¿Usted considera que Pillín es un violento? Yo no tengo idea de que sea violento. Es amigo mío, nos conocemos desde hace muchísimos años.

—¿Bracamonte no intentó viajar al Mundial?
—No tengo conocimiento porque desde que terminó el campeonato hemos tomado un café, pero no tengo ni idea. El tiene su familia y yo tengo la mía. Yo soy hincha de Central, con Central he ido a todos lados. Nunca me pararon, es más; cuando Central jugó la Copa contra el Corinthians yo viajé por las mías y no tuve ningún problema.

—¿Pero reconoce que existen personas en la hinchada que son violentas?
—A lo que voy es a lo siguiente: usted, como mujer, yo puedo decir un montón de cosas, pero para hablar mal de usted, tengo que tener pruebas. No sé qué decir. A mí me sorprendió. Si yo sé que Brasil no me va a dejar pasar porque, teóricamente, yo soy un barrabrava violento, ¿voy a ir? Gasté más de 14 mil pesos.

—¿No cree que su cercanía a Pillín pudo provocar su deportación?
—A mí nadie me puede elegir mis amigos. Rosario es un pañuelito, nos conocemos todos. Si es por eso, se están equivocando.

 

“Pillín Bracamonte es mi amigo”

Daniel Attardo admite que Andrés “Pillín” Bracamonte es su amigo, pero fuentes del entorno del club canalla, aseguran que es “su mano derecha”.
“Pillín” es considerado un barrabrava peligroso por las autoridades. El líder de los “Pillines”, rivales de “los chaperitos” en la hinchada canalla, es uno de los miembros con más peso en Hinchadas Unidas Argentinas. Fue vinculado a diversos ilícitos y estuvo detenido por la tentativa de homicidio de un joven en 2010. Fue absuelto por ese caso, pero el mismo año pasó ocho meses en prisión por haber amenazado a un empleado del club. Al ser liberado, intentó presenciar el Mundial de Sudáfrica, pero fue deportado por sus antecedentes delictivos. Attardo, en cambio, pudo disfrutar de ese evento deportivo. “Fui por mi cuenta, solo, y no tuve ningún problema”, asegura a PERFIL.

 

El abogado de los malos

Carlos Varela es el abogado que intentará que Daniel Attardo pueda volver a Brasil antes de que termine el Mundial. “Más allá de la discrecionalidad que tiene Brasil o cualquier Estado en relación a la admisión de un extranjero en su territorio, esa decisión de inadmisión debe al menos estar fundada lógicamente, pues si no, degenera en una arbitrariedad, más aún entre ciudadanos de países hermanados”, dice a PERFIL el abogado que también representa a Andrés “Pillín” Bracamonte y al clan Cantero de Rosario. La familia entera enfrenta un procesamiento por asociación ilícita, está vinculada al narcotráfico y es investigada por homicidios ocurridos en el sur de la ciudad. Conocidos como “los Monos”, la banda criminal es señalada como la más peligrosa del país. Además, fue abogado de Luis Medina, acribillado junto a su novia modelo en diciembre pasado, y de otro barra reconocido de Newell’s que fue asesinado en 2010: “Pimpi” Caminos.

Sobre la nómina que el Gobierno envió a Brasil, a Varela le “llama la atención que el Estado haya enviado de manera oculta una lista con datos de connacionales, a los que, en vez de protegerlos en el exterior, los somete al escarnio internacional”. Por esa razón, dice que “Argentina debió haber hecho pública esa lista para que quien allí figuraba, pudiera impugnarla o decidir no viajar. Ese ocultamiento define lo ilegítimo e ilegal de la remisión de esos datos”. Y avisa: “Habremos de accionar para conocer el origen de la misma y la exclusión de ella del señor Attardo, quien deberá ser resarcido por los agravios y perjuicios que sufrió”.



Cecilia Di Lodovico