POLICIA HORROR EN QUILMES

Golpeó a su mujer y metió a su beba de un año en el lavarropas

El agresor, de 33 años, tiene antecedentes por robos y violencia de género. “No tengo idea de lo que pasó”, declaró ante el fiscal. La nena se recupera en el Hospital Garrahan.

Foto:Captura de TV / Cedoc

Cuando llegó la policía, Lucas Dogliotti estaba “descansando”. No parecía afectado por el episodio de violencia que había protagonizado cuando golpeó y sumergió a su hija de un año y medio en el lavarropas. Intentó ahogarla, pero no pudo. La mamá de la beba, Maira L., logró rescatarla a tiempo. Ella también había sido atacada luego de una discusión en la que Mía se llevó la peor parte: su padre la agarró de los tobillos y la metió en el lavarropas, tipo tambor, en pleno funcionamiento. Le molestaba su llanto.

Ambas llegaron heridas en la noche del viernes al hospital Presidente Perón de Avellaneda. Maira tenía fuertes hematomas en el rostro y un corte en el cuero cabelludo, y por la gravedad del cuadro la beba fue trasladada al Hospital Garrahan de la Ciudad de Buenos Aires, donde se recupera.
“Nos pusimos al tanto de lo que había ocurrido y procuramos reunir las pruebas para obtener una orden de allanamiento. Cuando llegamos al domicilio, Dogliotti estaba descansando. Al principio se hacía el desentendido, pero sabía por qué estábamos ahí”, indicó una fuente policial a PERFIL. El hombre intentó escapar, pero los efectivos de la comisaría local y de la DDI de Lomas de Zamora lo impidieron. El agresor, de 33 años, fue apresado en su casa ubicada en la calle 802 al 2800, en Cañada de Gómez.

Al ser indagado por Alejandro Ruggeri, titular de la Unidad Funcional de Instrucción de Delitos contra la Integridad Sexual de Quilmes, el detenido se desligó del hecho. “No tengo idea lo que le pasó a la nena”, le dijo al fiscal. “Yo no fui”, aseguró.

Dogliotti tiene antecedentes por robo y varias denuncias por violencia de género radicadas por su ex mujer, con quien tiene otros dos hijos. “Consume de todo, toma cocaína, muchas pastillas, todos los días, y se emborracha”, contó Luciana a C5N. “Cuando quedé embarazada del nene me pegó todo el embarazo. Me decía que me iba a clavar un cuchillo en la panza”, afirmó la mujer que, además, contó que su ex pareja “mató a un perro porque ladraba”.

Luciana sostuvo que durante los últimos diez años su ex pareja salió y entró de la cárcel en numerosas ocasiones, la última en 2012 por pegarle a su abuelo y golpear a un policía.

Mientras Dogliotti permanece detenido acusado por lesiones graves, la beba mejora junto a su mamá.



Cecilia Di Lodovico