POLICIA ENTRE RÍOS

Habló la madre de Sebastián Wagner: “Lo entregué para que Micaela descanse en paz”

La mujer negó que ella o su pareja hayan encubierto al acusado del crimen. “Quiero paz en mi alma, aunque me juzguen”, contó.

Sebastián Wagner
Sebastián Wagner Foto:Gentileza elentrerios.com

Gabriela Wagner es la madre de Sebastián Wagner, acusado por el crimen de Micaela García, la joven de 21 años que apareció asesinada esta semana en Gualeguay, Entre Ríos, después de una intensa búsqueda. Fue, además, quien denunció el paradero de su hijo a la Policía la semana pasada, cuando el acusado quiso instalarse en los fondos de su casa de Moreno, en el conurbano bonaerense, porque temía que le pudiera hacerle daño a su pequeña hija. Su colaboración fue fundamental para dar con el cuerpo de la víctima.

Hoy, después de que el sospechoso confesara ante el fiscal del caso, Gabriela rompió el silencio y contó Sebastián le pedía a Fabián, su pareja: "No me dejes tirado porque me pego un tiro".

"El destino lo hizo volver y yo lo entregué, sé que esto va a terminar mal, pero no quiero sentirme culpable de lo que hice, quiero paz en mi alma, aunque me juzguen, quiero paz", contó la mujer a radio 9 de Gualeguay. "Todo lo que está pasando es terrible", agregó.

Wagner afirmó: "Yo soy la madre de Sebastián y, como madre, quiero que me entiendan: él, con todo lo que hizo en su triste vida, es mi hijo igual". "Yo crié un chico bueno, sino miren a Maxi", comentó, en referencia a su otro hijo, hermano gemelo del acusado.

"Jamás lo escondí como dicen, el destino lo hizo volver y yo lo entregué a las autoridades porque así tenía que ser, pero no para salvarme, como dicen, lo hice por Micaela, para que descanse en paz y para que no haya nunca más otra Micaela", completó

Fabián Ehcosor -pareja de Gabriela, suboficial retirado del Ejército, y miembro de la Policía local de Malvinas Argentinas- fue detenido por el presunto encubrimiento agravado del crimen. Fue arrestado el jueves pasado, bajo la sospecha de fue a buscar a Wagner hasta la ciudad bonaerense de Campana y le buscó un lugar donde esconderese hasta que lo detuvieron.

Ehcosor "lo sacó de la casa para cuidarnos y para que salga más rápido porque se había enterado que estaba armado", sostuvo la mujer. Y admitió que cuando Wagner apareció en su vivienda, ellos no sabían "si era o no el autor" del crimen de Micaela. "Cuando mi marido lo saca, él le decía 'no me dejes tirado porque me pego un tiro'", contó Gabriela cree que su hijo "amenazó" a su marido.