POLICIA MASACRE EN HURLINGHAM

El bebé de la embarazada murió de un balazo

Mónica Lloret tenía previsto para hoy el parto, pero la bala impactó en su útero y mató al bebé.

Hoy, Mónica Lloret esperaba dar a luz a su quinto hijo.
Hoy, Mónica Lloret esperaba dar a luz a su quinto hijo. Foto:Facebook
Hoy, Mónica Lloret esperaba a dar a luz a su quinto hijo, el primero que compartía con Juan Maguna, el hermano de Romina, la joven asesinada por su pareja, Diego Loscalzo, alias “El Chino”. Dos de las seis personas que perdieron la vida en la masacre de Hurlingham son allegados de Mónica. 

El parte médico emitido por el Hospital Posadas señaló que Lloret, de 35 años, quien cursaba el noveno mes de embarazo, ingresó "con tres heridas de arma de fuego, una en tórax, una en abdomen y la última en miembro inferior. Se encuentra en terapia intensiva, con inestabilidad hemodinámica pronóstico reservado”.

Inmediatamente, se le realizó una cesárea de urgencia en la que se constató que "un proyectil había perforado el útero y herido mortalmente al feto", tal como precisó el documento.

Según consignó la agencia DyN, las víctimas fatales de los asesinatos fueron los hermanos Romina, Vanesa y José Maguna; la madre de los tres, Juana Paiva; y Darío Díaz, pareja de Vanesa.

En tanto, resultaron heridas una vecina de 36 años, una niña de 12 años y Mónica Beatriz Lloret, esposa de José Maguna. La niña de 12 años se encuentra "fuera de peligro", a pesar de haber ingresado al Hospital Posadas con tres disparos en miembros inferiores.