POLICIA HORAS DECISIVAS EN LA CAUSA


Informe de balística pone en duda la versión del médico

Los peritos habrían determinado que los disparos se realizaron a corta distancia, y no como relató el cirujano en su declaración.

0903_medico_mata_ladron_g
0903_medico_mata_ladron_g
Foto:Captura de TV
La situación del médico que mató a un ladrón en la localidad de Loma Hermosa podría agravarse en la próximas horas a partir del informe de balística que derribaría su versión de los hechos. Según fuentes judiciales citadas por el diario La Nación, los disparos que efectuó el médico habrían sido realizados a corta distancia.  
   
Ayer, los peritos de la Policía Bonaerense comenzaron a peritar la pistola Bersa modelo Thunder Pro calibre 9 milímetros que pertenecía a Lino Villar Cataldo (61) y el pistolón calibre .16 marca Rexio sin numeración que poseía la víctima, el asaltante Ricardo Krabler (24).

La hipótesis de la fiscal que investiga el caso es que el médico no disparó para defenderse de una agresión. Y los peritajes de la Policía Científica avalarían esta teoría. Si es así, el doctor Villar Cataldo podría ser acusado por el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y volver a prisión.

Además, los investigadores destacan un dato clave: el pistolón del delincuente fue encontrado debajo del cuerpo, lo que indicaría que cuando fue atacado no le estaba apuntando al médico, como el mismo declaró. 

“En principio ya sabemos que el pistolón no tenía balas ni gatillo, lo que hace que no fuera apto para utilizar. Los peritajes van a aportar algunas cuestiones básicas, pero otras que pueden corroborar o no la versión aportada por el imputado”, dijo a la agencia Télam un investigador con acceso al expediente judicial.

El médico contó en su indagatoria que, después de que fue atacado a golpes por el delincuente y arrojado al piso, se arrastró hasta el cantero donde había dejado su pistola 9 milímetros y le disparó cuatro balazos, justo en el momento en el que el asaltante lo apuntaba con un pistolón y le gritaba “te voy a matar hijo de p...”.

La duda de la Justicia pasa fundamentalmente por saber si los disparos realizados por el médico fueron efectuados mientras estaba siendo amenazado y apuntado por su agresor, lo que justificaría la “legítima defensa”.

Temor. En tanto, el hijo del médico aseguró ayer que las amenazas de los familiares del asaltante muerto son “cada vez peor” y que su vida, y la de su familia, “está arruinada”. “Estamos muy mal, cada vez peor con las amenazas. Necesito tener bien a mi familia, las cosas siguen como antes, o quizá peor”, dijo uno de los hijos del médico cirujano.


R.P.