POLICIA EXTRAÑO CASO EN CASTELAR


Intentó llevarse a una nena cuando jugaba en la calle

PERFIL COMPLETO

Un joven fue detenido por la Policía acusado de intentar robar a una niña de 2 años cuando jugaba en la calle en la localidad bonaerense de Castelar. Un hermano de la menor, de 14 años, evitó que se la llevaran al forcejear con el delincuente.
El episodio sucedió el jueves último alrededor de las 16, en Cogliati y William Morris, de esa localidad del oeste del Conurbano, cuando la nena jugaba en la calle junto a un hermano también pequeño y discapacitado y otro de 14 años. En esas circunstancias, un joven pasó por al lado, agarró a la nena, la alzó e intentó llevársela.
El mayor de los hermanos corrió en auxilio de la niña, forcejeó con el delincuente y tironeó a su hermana hasta que logró quitársela de los brazos, explicaron fuentes policiales.
El adolescente comenzó a gritar pidiendo ayuda y sus padres que estaban dentro de la casa salieron para ver lo que pasaba. El secuestrador escapó corriendo.
La policía de Morón apresó más tarde a un sospechoso, luego identificado por las fuentes como Alejandro Diego Saavedra (22).
El joven fue trasladado a la seccional tercera de Castelar Sur y luego a la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 de Morón, donde fue indagado por el fiscal Matías Rappazzo, a cargo de la causa judicial.
Fuentes judiciales indicaron que, durante la audiencia, el acusado negó los hechos y dio otra versión de lo sucedido en la que mencionó a varias personas.
Si bien Saavedra se encontraba en condiciones de declarar, el fiscal dispuso que la semana próxima se le realicen peritajes psicológicos y psiquiátricos para determinar cuál es su estado mental.
Tras la indagatoria, el acusado quedó imputado de “privación ilegítima de la libertad agravada por tratarse la víctima de un menor de edad”. Quedó detenido.

Susto. Silvina, madre de la niña, contó que ella fue alertada de lo sucedido por los gritos de sus otros dos hijos. “Gritaron muy fuerte para que yo los pueda escuchar y ahí salí y vi todo. Mi marido salió con la moto porque el sospechoso se estaba yendo para la casa; dicen que es del barrio”, narró.
Silvina dijo que el joven que intentó llevarse a su hija “no estaba alcoholizado”, que “sabía muy bien que no era su hija y sin embargo insistía en decir que era su hija”.
“Jamás lo vi en el barrio, no lo conozco y yo vivo hace mucho acá”, aseguró la mujer, quien dijo que desde hace tiempo en el barrio se ven autos y camionetas que merodean las casas y que los vecinos denunciaron que hubo casos similares al suyo.



R.P.