POLICIA INFORME TELEVISIVO

Kravetz responde a Grabois por el Polaquito: “Es una mentira con un nivel de bajeza terrible”

Se refirió así a las acusaciones sobre las presuntas amenazas al “Polaquito” para que mintiera en la entrevista que le realizaron en PPT. Descargo contra la madre y el referente K de la CTEP.

Twitter
Twitter Foto:Diego Kravetz, a cargo de la Seguridad de Lanús.

“Me parece de un nivel de bajeza, infamia y gravedad terrible. Por supuesto que es mentira, es un nivel de mentira tremendo”, sentenció Diego Kravetz sobre las acusaciones que recaen sobre su persona por parte de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y la madre del “Polaquito”, el chico entrevistado por el programa Periodismo para Todos (PPT). “En el momento que vi el comunicado hice yo mismo la denuncia penal para que se investigue, porque es una barbaridad”.

El personal policial y civil al mando del Secretario de Seguridad de Lanús fue acusado por la CTEP de “secuestrar, amedrentar y coaccionar” al niño para realizarle una “entrevista” en el programa PPT. Con posterioridad, la madre del menor concedió una entrevista radial donde señaló directamente al funcionario como la persona que había amenazado a su hijo.

“Nunca jamás haría eso. Y si me enterase que alguien lo hace, lo denunciaría al instante”, declaró Kravetz a Perfil.com, y apuntó que “la política tiene ciertos márgenes por los que hay que manejarse y ciertos límites, de los cuales [la CTEP] no conocen, entonces pueden decir cualquier cosa”.

Consultado por el caso del “Polaquito”, el Secretario explicó que “en Lanús tenemos muchos casos de chicos con problemas con la ley. La zona donde vive el menor es muy difícil. Lo conocí en febrero de este año porque bajaba del Puente Alsina, hacia Lanús, con una moto robada. Lo detuvimos y dimos intervención a Desarrollo Social”. “Lo volví a ver cuando salimos del Jardín junto a la producción del programa, porque escuché que desde atrás me decían 'acá estás regalado. Si quiero, te pego un tiro en la cabeza'. Me di vuelta, lo saludé y me quedé conversando unos minutos. Se tranquilizó y luego empezó a hablar con el periodista”, relató.

“Me parece una locura decir que se lo presionó para hablar. Para que esto tenga sustento, la madre debería haber dicho que el chico no tiene problemas. Pero ella reconoce que lo fue a buscar a la comisaría varias veces, que se droga desde los 8 años”, indicó Kravetz.

“Lo peor que podés hacer es negar la realidad, que el chico diga eso porque fue coaccionado”, aseguró y concluyó: “Sus problemas son palpables, puede hacerle daño a terceros y a sí mismo. No creo que debamos echarle la culpa a otros. Es una realidad que tenemos que ver cómo la solucionamos, y no cómo hacemos de esto una cuestión política”.