POLICIA DETALLES DE UNA ORGANIZACION INTERNACIONAL


La banda de narcos universitarios también operaba en el interior

 Llegaron a extender su red de distribución a Rosario, Córdoba y Mendoza.

Colombianos sueltos en Buenos Aires. Mateo G. (izq.) posa orgulloso en el estadio Momunental; Francisco Andres B.Q. (centro), estudiante de Sonido en el Instituto Orion, entre Olmedo y Portal; y Omar
Colombianos sueltos en Buenos Aires. Mateo G. (izq.) posa orgulloso en el estadio Momunental; Francisco Andres B.Q. (centro), estudiante de Sonido en el Instituto Orion, entre Olmedo y Portal; y Omar
Foto:Cedoc

Desde que fueron implementadas las restricciones, los trámites para todo aquel que compra productos en el exterior se convirtieron en un verdadero dolor de cabeza. A los controles de la AFIP se suman colas y esperas de hasta cuatro horas pero, curiosamente, una presunta banda de narcos universitarios lograba retirar encomiendas repletas de drogas sintéticas, ocultas en juguetes didácticos de Disney, sin mayores preocupaciones por la Aduana, vía Correo Argentino.

La Operación Universitas debe su nombre a que la mayoría de los detenidos son estudiantes de las carreras de Publicidad, Producción de Sonido, Radio y Televisión y Comunicación Audiovisual de la  Universidad de Palermo (UP). Sus miembros, que lograron mantener un buen pasar económico en el país, vendían la droga en fiestas electrónicas, en restaurantes de Las Cañitas y universidades privadas. También llegaron a extender la red de distribución a Rosario, Córdoba y Mendoza.

Lo hicieron por más de seis meses, hasta este miércoles, cuando agentes de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal, comandada por Néstor Roncaglia, lograron interceptar un envío con 25 mil dosis de LSD y 20 mil pastillas de éxtasis, que aguardaban ser retiradas en el Centro Postal Internacional del Correo Argentino, ubicado en Retiro.

Al mismo tiempo, se realizaban otros 23 allanamientos en Palermo, Recoleta, Balvanera, Constitución, un country de Ingeniero Maschwithz, y otros puntos del Conurbano y de la provincia de Buenos Aires. Otros supuestos integrantes de la organización fueron apresados en Mendoza, Córdoba y Rosario. En el operativo se secuestraron, además, 250 mil pesos, tres armas, cinco autos de alta gama, un kilo y medio de marihuana, 70 gramos de cocaína y 500 gramos de crystal (suficiente para producir mil dosis). En total, hay 23 detenidos.

Según los investigadores, los paquetes llegaban desde Madrid y eran retirados por jóvenes universitarios de nacionalidad colombiana, quienes al parecer aceptaban  retirar las encomiendas a cambio de 200 pesos. Las ganancias en pesos eran convertidas en dólares en el mercado negro y enviadas a Colombia por avión. El destino final era España, donde se pagaban los cargamentos que, creen, provenían de Holanda.

En Argentina, se sospecha que la operación cambiaria se realizaba en un kiosco de diarios y revistas ubicado en Lavalle y Florida. Su dueño, Carlos L.F., también fue detenido, sindicado como el “lavador” de la banda. En el interior del comercio, los detectives hallaron 163 mil pesos y 13 mil dólares.

La investigación, un desprendimiento del operativo Sky-Mal, comenzó cuando agentes de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal detectaron una conversación entre una mujer y un miembro de la organización, presuntamente liderada por Ariel Alvarez, hermano del relacionista público Gaby Alvarez.

En la charla, se escucharía la voz de Ayelén M., una joven estudiante de Comunicación y empresaria, que ofrecía sus contactos a un hombre apodado “Coni” para conseguir drogas de diseño. A raíz de esa llamada, los investigadores intervinieron teléfonos y llegaron a la banda de “narcouniversitarios” liderada por Marlio G.R., un colombiano de 25 años, y su madre, Dorys Mercedes R.A., de 44 años. También fue detenida su hermana, Diana G.R., estudiante de la UP.

Según la pesquisa, otro estudiante  de la universidad palermitana, el colombiano Mateo G. (26), y Francisco Andrés B.Q. (34), estudiante de Sonido en el Instituto Orion, serían los segundos en el organigrama. Si bien su participación en las ganancias era mínima –les pagaban 200 pesos–, la función de los encargados de retirar las encomiendas era clave para el negocio. Uno de ellos, el colombiano Omar Daniel H.P. (30), llegó al país el último 14 de junio.

Fuentes de la investigación indicaron a PERFIL que la causa, a cargo de la jueza Sandra Arroyo Salgado, aún no está cerrada. Incluso, decomisaron otras dos encomiendas en las últimas horas con otras 20 mil pastillas de éxtasis. Ahora, los detectives buscan determinar si la banda tenía algún cómplice en la Aduana y localizar a los responsables de enviar la droga desde España.

 

La pista de los esquíes

En marzo de este año, fue detenido Ariel Fernando Alvarez, hermano del famoso relacionista público Gaby Alvarez, acusado de liderar una banda de narcos que vendía pastillas de éxtasis en barrios de alto poder adquisitivo.

La organización  fue desbaratada cuando intentaba traficar a Madrid (España) cocaína escondida en esquíes. La operación, bautizada como Sky-Mal, reveló el accionar “artesanal” de la organización criminal. El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, contó en esa oportunidad que “fabricaban una suerte de plantillas para colocar debajo de los esquíes y ahí ponían la droga. Por cada esquí iba un kilo de cocaína. Tenían siete pares que iban a ser mandados a España. Es decir que en este envío iban a mandar 14 kilos”.

El operativo terminó con cinco argentinos y dos españoles detenidos. Además, se secuestraron 24 kilos de cocaína, más de mil pastillas de éxtasis, precursores químicos y 33 mil pesos.

Pero la investigación, a cargo de la jueza Sandra Arroyo Salgado, no finalizó. Agentes de Drogas Peligrosas de la Policía Federal advirtieron una conversación entre Ayelén M. y un miembro de la banda de Alvarez, apodado “Coni” y de apellido Suárez, que desembocó en el Operativo Universitas y en la apertura de una nueva causa, con 18 jóvenes universitarios detenidos. Ambas organizaciones comercializaban la droga en fiestas electrónicas y a clientes adinerados de la Ciudad de Buenos Aires. Los “narcouniversitarios” incluso llegaron a distribuir en el interior del país.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • narcouniversitarios
  • Universidad de Palermo