POLICIA TRÁFICO DE PRECURSORES QUÍMICOS


La Justicia analiza las cámaras de seguridad y busca a los responsables del cargamento

La pseudoefedrina valdría entre 500 mil y 1 millón de dólares. Misterio por la permanencia de los barriles en el depósito.

Barriles de efedrina en Ezeiza
Barriles de efedrina en Ezeiza
Foto:Ministerio de Seguridad
La pseudoefedrina secuestrada en un depósito aduanero del aeropuerto de Ezeiza valía entre 500 mil y un millón de dólares, según los investigadores judiciales que están intentando esclarecer quiénes fueron los responsables del envío y cómo los responsables de Aduana mantuvieron ese cargamento allí durante varios años.

Fuentes judiciales indicaron a DyN que la instrucción que llevan adelante la jueza María Servini y el fiscal Juan Pedro Zoni busca esclarecer entre la documentación secuestrada quiénes fueron los encargados del tráfico por Argentina de 250 kilogramos de pseudoefedrina, repartidos en 10 barriles de 25 kilos cada uno.

Ese precursor para producción de metanfetaminas había salido desde Suiza, llegó al país vía Air France y tenía como destino final Paraguay. 

El material, valuado entre 500 mil y un millón de dólares, estaba en un área aduanera del aeropuerto internacional, al que la Policía de Seguridad Aeroportuaria no tenía acceso directo, confirmaron las fuentes.

Lo extraño, insistieron los investigadores, es que esos barriles hubieran quedado allí desde 2011, cuando -precisamente- los galpones de la Terminal de Cargas Argentina (TCA) funcionan como un lugar de tránsito y no deberían haberse quedado por más de 24 horas.

En los tribunales se pidieron las imágenes de las cámaras de seguridad que hay en la zona, para saber si alguien pudo haber estado en esa área en los últimos días, pero no saben si esa diligencia dará resultados positivos teniendo en cuenta el tiempo en que los barriles estuvieron allí depositados.

Otro punto de interés para la investigación será establecer si el cargamento secuestrado el jueves forma parte de la causa que se instruye por el ingreso al país de toneladas de efedrina que entraron legalmente, con el fin de destinarse a la producción de medicamentos, y terminaron siendo usadas para la fabricación de estupefacientes.

Según explicaron las fuentes consultadas, en esa causa se investiga un periodo que va desde 2004 a 2008, y este cargamento data de 2011, mientras el objetivo de análisis de la pesquisa es el ingreso de efedrina, pero no de pseudoefedrina.

El cargamento de los 250 kilos fue incautado ayer, luego de una presentación del desplazado titular de la Aduana, Juan José Gómez Centurión. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, promotora de la denuncia penal que derivó en su alejamiento del cargo, aseguró que la existencia de ese material irregular en ese depósito de Ezeiza había sido detectada semanas antes.