POLICIA POSEE BASE EN COLOMBIA Y PRESENCIA EN 46 PAISES


La Justicia investiga la pista de una narcoiglesia en Argentina

Tiene siete sedes y está en la mira por lavado de activos. Un pastor de zona norte, preso.


Foto:Diario Perfil

La detención del pastor colombiano David Acevedo Muñoz (30) desató un revuelo en la sede originaria de la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional, que tiene asiento en la ciudad de Bogotá. La novedad llegó justo cuando la Justicia colombiana anunciaba el inicio de una investigación por lavado de activos y enriquecimiento ilícito (entre otros delitos) contra su líder espiritual y cofundadora: María Luisa Piraquive.

Fuentes judiciales consultadas por PERFIL confiaron que solicitaron un informe a sus pares de Colombia sobre lo actuado en el país caribeño en torno a la cuestionada iglesia, aunque aclararon que no pueden brindar detalles porque la causa está “bajo secreto de sumario”.  Además, y según publica el diario El Tiempo de Bogotá, la investigación contra la iglesia abarca catorce países.

El patrimonio de la familia Piraquive también fue motivo de escándalo en Colombia, sobre todo cuando se supo que posee al menos nueve propiedades en los barrios más exclusivos de Florida, en Estados Unidos.  

Cuestión de fe. La congregación internacional de Piraquive es una de las más importantes de Colombia. Tiene cerca de 800 templos en 46 países, entre ellos Argentina. A nuestro país llegó en el año 2007. Y en la actualidad posee siete filiales legales: Capital Federal, Lomas de Zamora, Isidro Casanova, San Fernando, Mendoza, Córdoba y Clorinda (Formosa). También existen otras sedes en trámite en Arroyo Seco, Rosario y Concordia, mientras que cinco bases más se encuentran en una etapa de evaluación (Bell Ville, La Plata, Posadas, San Nicolás y Pergamino).

Acevedo Muñoz está detenido en la cárcel de Villa Devoto, procesado como partícipe necesario de una organización narco que comercializaba estupefacientes, y cuyos principales cabecillas residían en Nordelta.

El pastor había sido asignado a la iglesia de General Pacheco (también en etapa de análisis), con domicilio en la calle Paul Groussac al 2700. Según fuentes judiciales, allí “concertaban reuniones para interactuar entre ellos”.

El juez federal de Lomas de Zamora, Alberto Santamarina, entendió en su dictamen –al que tuvo acceso PERFIL– que “más allá de la finalidad religiosa que pudieran tener las mismas, podría tratarse de un punto de encuentro que facilitaría, al menos, la privacidad entre los diálogos o la entrega de elementos entre los concurrentes (documentación, dinero, etc.), en un marco de aparente normalidad, lejos de cualquier sospecha de actividad ilícita”.

En su indagatoria, el religioso admitió que su tarea como encargado del templo de General Pacheco fue encomendada, en octubre de 2011, por Piraquive, en una visita que realizó a nuestro país. De hecho, habría sido ella quien ordenó que buscaran un abogado en Argentina para que asumiera su defensa. “Poco a poco fui creciendo y aprendiendo la doctrina. Dios me otorgó facultades que están en la Biblia, como imponer manos, profetizar, orientar y predicar”, declaró el pastor sobre su función en la iglesia.

Acevedo Muñoz no sólo aparece mencionado en diversas escuchas telefónicas con los principales líderes del supuesto grupo narco vinculado al cartel de Los Urabeños, sino que también figura como socio de una presunta empresa fantasma de construcción (Programa Pyme SRL) que tiene con Claudia Natalia Arias Celi, la esposa del colombiano Jesús Antonio Yepez Gaviria, uno de los supuestos jefes de la organización.    

La empresa en cuestión “no tiene domicilio social y/o legal ni objeto social”, se desprende de lo actuado en la causa. Según Yepez Gaviria, “Programa Pyme es de su esposa junto con Mary Grajales y David Acevedo Muñoz”. “Es una empresa chiquita, también en Nordelta, dedicada a la construcción”, le dijo al juez Santamarina. Sin embargo, en el período investigado el pastor realizó 18 depósitos por más de 230 mil pesos, una suma que no pudo justificar.

 

“Es todo un invento”

Jaime Eduardo Bañol es el pastor que está a cargo de la iglesia que la congregación de María Luisa Piraquive tiene en el barrio porteño de Paternal. Sobre las acusaciones contra su líder responde a PERFIL que “es todo un invento”. “Son puras calumnias”, asegura y cuenta que “la doctora se presentó en la fiscalía para demostrar que las acusaciones son falsas” “María Luisa vino a Argentina en 2011 porque le dieron un premio por su labor educativa. Ella viaja por el mundo y predica la palabra”, dice sobre la líder espiritual.

Bañol admite que conoce a David Acevedo, el pastor que está preso en Devoto por su presunta vinculación con el grupo narco que vivía en Nordelta. “Era un colaborador”, afirma. “Se ocupaba de ayudar, repartir las Biblias a los fieles. Vivía con lo mínimo y buscaba trabajo. Hasta donde yo lo conocí humanamente, pienso que David es inocente, él fue un creyente ejemplar. El está ahí por error”, agrega.

El religioso recordó que el día que la policía allanó el templo de Pacheco –octubre del año pasado– la gente los insultó: “Nos gritaban narcos. Por la noche fui a consolar a los creyentes porque ellos se estaban esforzando para ser una iglesia oficial. Esa noche entraron ladrones y quemaron y profanaron el púlpito y se robaron elementos de sonido”.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • narcoiglesia
  • pastor colombiano
  • David Acevedo Muñoz
  • líder espiritual y cofundadora María Luisa Piraquive
  • cárcel de Devoto