POLICIA AHORA LO INVESTIGAN POR DROGAS

La otra cara del vecino policía de Julio Garro

El estilo de vida del vecino policía del intendente de La Plata Julio Garro fue lo primero que llamó la atención de los investigadores. Con un sueldo estimado en 18 mil pesos tenía tres coches, alquilaba una casa en un country de City Bell y viajaba más de una vez por año al exterior (y no por negocios). Su perfil no se ajustaba para nada con el de un subteniente de la Policía de Buenos Aires que prestaba servicio en la comisaría del centro de la capital provincial.
Patricio Masana, de 33 años, es el único detenido que tiene la causa que investiga el misterioso robo que sufrió la familia del jefe comunal de La Plata, ocurrido el miércoles pasado. Se lo acusa de colaborar con la banda que tomó como rehenes a su esposa y sus cuatro hijas. Pero también se investiga si comercializaba drogas sintéticas en fiestas electrónicas. Es que en la casa que alquilaba secuestraron 187 pastillas de metanfetaminas y 62 cristales de cocaína, una cifra elevada para consumo personal.
Los investigadores saben que el nivel de vida del policía sospechado no se condice con el de un efectivo de bajo rango, y  están convencidos que sus jefes “lo protegían”.
 Masana tenía una camioneta Mercedes Benz, un VW Scirocco y un Citroën C3. En su entorno aseguran que hace unos meses habría viajado a una isla del Caribe, que planeaba volar a Barcelona y que a sus amigos les decía que tenía dos departamentos en Miami.  
El policía cobraba un sueldo en la fuerza de 18 mil pesos, pero tenía un ingreso extra por un negocio de ropa que abrió con dos socias en la avenida 520.



Redacción de Perfil.com