POLICIA DECLARACIONES

Farré condenado: doce frases para conocer la mente femicida

Esta semana, un juicio por jurados condenó al empresario a prisión perpetua. Negación y "beneficios" de tener un "hijo discapacitado".

Fernando Farré fue declarado culpable.
Fernando Farré fue declarado culpable. Foto:Cedoc

Fernando Farré, el empresario que en agosto de 2015 asesinó de 74 puñaladas a su esposa  y madre de sus tres hijos, Claudia Schaefer, en su casa del country Martindale de Pilar, mientras se disponían a firmar una serie de papeles para su divorcio, fue condenado el martes a prisión perpetua por el crimen. Desde la cárcel, el femicida concedió una serie de entrevistas con los canales C5N, TN y A24 para referirse a la decisión de la Justicia y la relación con los menores que están a cargo de la familia de la víctima. Además aseguró que nunca fue violento con su mujer.

Antes de conocer la decisión de la Justicia, Farré leyó una carta dirigida a sus hijos: "Daría mi vida, cambiaría todo en un segundo, por irme yo y que ustedes estén con su madre, creciendo con ella" sostuvo. "Perdón y los quiero, como siempre", agregó. Al oír el veredicto concluyó: "No puedo explicar ni justificar lo que pasó. El desenlace fue totalmente impredecible".

Días atrás, su ex cuñada dio detalles en declaraciones a los medios acerca de cómo vivía su familiar la situación: "El nivel de agresividad era impresionante", destacó. "Le dije que lo denunciara porque los iba a matar a todos", acotó. Además, reveló que Claudia necesitaba documentación que él le había sacado, y por eso insistía. "Se había llevado los documentos de los chicos, el certificado de discapacidad del más chico y hasta el sobrecito con sus ahorros", completó.

A continuación las frases más extrañas del empresario durante las entrevistas que concedió:

–"No sé por qué maté a mi esposa. Sé que soy un asesino, que maté a mi esposa, la mujer que amé, y la madre de mis hijos. Le quedaban 50 años de vida, con sus hijos, con sus nietos, con sus parejas, con sus amigos, familiares, con quien quisiera vivir su vida. Hice un daño irreparable".

–"No fui un golpeador de nadie, jamás le pegué a Claudia, jamás le pegué a ninguna mujer, casi que no le pegué jamás a ningún hombre, porque no era una persona violenta físicamente".

–"Estoy convencido de que no soy un femicida. No vas a encontrar ninguna mujer en el mundo que haya dicho 'Farré me golpeó, Farré odia a las mujeres'".

Sobre un episodio en el que fue acusado de violencia de género antes del asesinato: "El único episodio que ella describe es que hay un forcejeo, ella dice que yo le apoyo la rodilla, ella hizo una denuncia, y lo hablé con mi abogada de ese momento. 'Quedate tranquilo, es violencia leve. Andate de tu casa'. Otra persona amiga me decía que me quede. Mi abogada me dijo que el 90% de las denuncias son falsas".

Acerca de sus días en la cárcel confesó: "Acá estoy más sano que afuera. Estoy rodeado de pibes chorros, violadores, asesinos, transas… son seres humanos… hay sobrepoblación, bajo presupuesto, hay quienes se pueden reinsertar en la sociedad. Estoy estudiando sociología y es lo que más me ayuda. Estudiar sobre los pobres, la indigencia, estoy muy agradecido de poder trabajar en la parte administrativa. Por eso sigo vivo".

Sin embargo reveló que allí tuvo dos intentos de suicidio: "Uno en la celda, que vino un pastor a rescatarme, y después justo cuando volví de las pericias psiquiátricas que se hicieron en octubre de 2015: sufrí un interrogatorio muy duro y llegué muy conmocionado y caí en la realidad".

Sobre la carta que leyó en el juicio, la cual decidió leer en la sala, reveló: "Mi ex cuñada no autorizaba la revinculación (de sus hijos con su hermano), entonces no sentí que esa carta les iba a llegar. Estoy incomunicado con mis hijos desde el 20 de junio de 2015". Y añadió: "Nunca se las entregué porque no tenía los medios ni la seguridad de que les iba a llegar".

–"Quisiera que mis padres pudieran revincularse con sus nietos. Mi padre tiene 80 años y se está muriendo de cáncer de pulmón. Mi madre está muy afectada. Mi madre me viene a visitar todas las semanas, porque el amor de madre no se pierde nunca. Lo veo acá con otros presos, hayan hecho lo que hayan hecho, la madre está junto a su hijo porque es un amor eterno".

-"Mi hermano está incomunicado con sus sobrinos por una perimetral".

Del día fatal del crimen, Farré recuerda: "A la autopsia la vi horrorizado y me sentía extraño, no me sentía autor de ese daño. Se empezó a hablar mucho de golpes para torturar, dibujar el cuerpo, es como que era Hannibal Lecter, que la hizo sufrir, la torturó, y después, el último golpe, se dio el gusto, matarla o degollarla".

– El femicida también se centró en su hijo menor, que sufre un trastorno del espectro autista. En palabras de Farré, "tener un hijo discapacitado es lo más lindo porque después te queda para vos". "Lo recomiendo", lanzó.