POLICIA CRIMEN EN SAN JUAN

Le dijeron “maricón” en una comisaría por denunciar a su mujer y ella lo asesinó

Murió después de agonizar ocho días. Alfredo Turcuman (28) había ingresado al hospital sanjuanino con una herida de arma blanca en el pecho y no resistió.

Le dijeron “maricón” en una comisaría por denunciar a su mujer y ella lo asesinó.
Le dijeron “maricón” en una comisaría por denunciar a su mujer y ella lo asesinó. Foto:cedoc

Murió después de agonizar ocho días. Alfredo Turcuman (28) había ingresado al hospital sanjuanino con una herida de arma blanca en el pecho y no resistió. Su esposa lo había acuchillado y horas después fue detenida. Alfredo la había denunciado. Contó que lo golpeaba, pero en la comisaría recibió una única respuesta: le dijeron que no fuera “maricón”.

Alfredo fue internado en el hospital Guillermo Rawson tras recibir una puñalada cerca de la tetilla izquierda y a la altura del corazón. La herida era muy profunda, por eso fue alojado en una sala de terapia intensiva de Unidad Coronaria. Antes de que lo sedaran dijo que había sido un accidente, pero no le creyeron y los médicos dieron intervención a la policía de San Juan.

Claudia Moya (23), la acusada, explicó que la víctima estaba arreglando una cerradura y se lastimó. Que se había clavado el cuchillo solo. Luego se realizó una inspección ocular en la casa donde convivían, sobre la calle Abraham Tapia, en la localidad de Trinidad, y se cayó la coartada: ninguna puerta había sido reparada. El jueves pasado el joven de 28 años falleció, y su esposa fue detenida y alojada en un penal.

Alfredo se había casado con Claudia Moya hacía pocos meses. Ella tenía dos hijas de relaciones anteriores, y él, una nena de 5 años con su ex pareja (ver aparte).

Según la familia de la víctima, el vínculo entre padre e hija era uno de los temas de discusión en la pareja. “La mujer tenía unos celos muy enfermizos contra la hija de él (de una pareja anterior). Muchas veces fue golpeado, y cuando fue a denunciarla en la comisaría le pidieron que no fuera ‘maricón’”, explicó a los medios locales el hermano de Alfredo. “Hasta los compañeros de trabajo lo veían golpeado y con moretones”, agregó.

Sobre lo denunciado por el hermano de la víctima, el Ministerio Público iniciará una investigación interna para evaluar el accionar de los efectivos en la comisaría. “Desde la oficina de Control de Gestión hemos empezado una investigación interna para determinar qué fue lo que sucedió”, aseguró la fiscal penal Claudia Salica. La familia del chico pide justicia. Su hermana Luján lo despidió en Facebook: “Hoy (por el jueves) te vas de este mundo dejando un vacío inmenso. Nos quedamos tan solos.

Una parte nuestra se va con vos y una parte tuya queda con nosotros, no se supone que fuera así. No hay palabras que puedan definir tanto dolor ni algo que justifique lo que ha sucedido. Cansada de tantas preguntas, de tantas explicaciones para los demás pero sin encontrar las que necesitamos para nosotros mismos. Te acompañé hasta el último día, ésa es mi paz. Que Dios te cuide mientras nos esperás arriba. Que encuentres paz y nosotros resignación y justicia. Siempre voy a amarte dónde estés”.


“Todos sabíamos lo que pasaba”

“Todos sabíamos lo que pasaba y nadie lo pudo sacar de ahí”. La frase la pronunció la ex pareja de Alfredo Turcuman y madre de su hija.

La familia del joven presuntamente asesinado por su esposa habla de una relación tormentosa, y acusa a la joven detenida de agredirlo y hostigarlo.

“Alfredo sufrió mucho porque nunca le dejaba ver a la niña; esta hija de p... lo único que hacía era negarle ver la criatura. La odiaba; algunas veces mi hija venía pellizcada, y decía que la dejaba afuera, hacía mucho frío y las desnudaba a las tres, a las hijas de ella y a mi hija”, contó Carolina González, ex pareja de Alfredo, al diario Tiempo de San Juan.

Ante esta situación, ella decidió que la nena de 5 años no fuera más a la casa que Alfredo compartía con la acusada. “Yo le dije a Alfredo que si quería ver a la niña que viniera acá, pero yo no quería que estuviera con esa tipa, yo sabía que era mala. Yo la conocía de antes y sabía el prontuario que tenía esta mina. Todos sabíamos en la situación en la que él estaba. Todos sabíamos lo que pasaba y nadie lo pudo sacar de ahí, solamente él podía salir de ese infierno”, dijo la madre de su hija. No pudo.