POLICIA CRIMEN DE FLORES

Le revocaron la ciudadanía a la madre del asesino de Brian

Migraciones dio de baja el permiso luego de comprobar que la mujer violó la prisión domiciliaria de la que gozaba.

Al igual que su hijo, la mujer sería deportada en un corto plazo.
Al igual que su hijo, la mujer sería deportada en un corto plazo. Foto:Cedoc.

Adriana González Cuadrado, la madre del presunto asesino de Brian Aguinaco, el adolescente que fue asesinado por motochorros en el barrio de Flores, perdió la residencia en Argentina luego de que la Dirección de Migraciones confirmara que violó un arresto domiciliario que tenía vigente

La medida se tomó tras la confirmación de que la familiar del supuesto asesino del chico de 14 años no cumplió una orden de arresto en una causa que tenía por narcotráfico. González Cuadrado quedó en evidencia al publicar en su perfil de Facebook una foto en Ezeiza mientras despedía a su hijo quien viajó a Chile a encontrarse con su padreAlbert Cruz Villanueva, un día después del crimen de Aguinaco.

Por su parte, Migraciones decidió también prohibirle el ingreso al país a Cruz Villanueva, que fue quien acompañó a Perú al presunto asesino luego de que la justicia argentina lo dejara en libertad y lo enviara a ese país donde residen sus abuelos, quienes tienen ahora su tutela.

Brian Joel Cruz González, el hijo de ambos y sospechoso del crimen, fue trasladado el martes por personal de la Policía de la Ciudad desde el Instituto General San Martín, en Parque Chacabuco, hasta el Aeropuerto Internacional de Ezeiza donde abordó un avión que lo llevó a Perú.

La presunta participación del menor de edad en el hecho está avalada por una serie de testimonios y tareas de inteligencia realizadas por los detectives de la División Homicidios de la PFA y los investigadores judiciales de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción 35, a cargo de Ignacio Mahiques, según consignó la agencia Télam.

El caso. Brian Aguinaco, de 14 años, fue baleado en la cara el 24 de diciembre por la tarde en la esquina de Rivera Indarte y Asamblea, en el barrio porteño de Flores, cuando dos motochorros que habían cometido un robo y se disponían a huir, se cruzaron con un vehículo conducido por el abuelo del adolescente, Enrique Aguinaco. En esa situación, los malvivientes dispararon y una de las balas impactó en el chico.

El joven fue trasladado hasta el  Hospital Piñero en primera instancia y luego al Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, donde tras una agonía de dos días, murió.