POLICIA EL PATRIMONIO DE LA ORGANIZACION

Los Monos y el fútbol: una nueva causa investiga si representaban a doce jugadores

La Unidad de Investigación Financiera se presentó como parte querellante en el expediente por lavado de dinero.  Sospechan que el dueño de los pases trabajaba para la banda narco.

Foto:Captura de TV

La banda narco rosarina de Los Monos suma una nueva causa y ahora está siendo investigada por lavado de dinero. Según los investigadores, con plata del narcotráfico habrían adquirido autos de alta gama, propiedades y hasta habrían llegado a incursionar en el mundo del fútbol, con la compra y venta de jugadores. La mira está puesta en los cabecillas y en otras veinte personas que supuestamente actuaron como testaferros.
La promoción de jugadores es otra de las modalidades que encontraron Los Monos para blanquear el dinero proveniente de un ilícito, según sospecha la Unidad de Investigación Financiera (UIF), entidad que el martes pasado se presentó como parte querellante en la causa por lavado. Aquí surge la figura de Francisco Lapiana, quien se autodenomina un “cazatalentos” y fue procesado en la narcocausa. En su CV futbolero se acredita el descubrimiento y representación de Ever Banega, actual jugador de la Selección, y de Angel Correa, en Atlético de Madrid. “Tengo como cien jugadores en carpeta”, declaró ante la Justicia, en 2014. Ahora, la venta de una docena de esos futbolistas están bajo la mira de la Justicia por presunto lavado de activos.

“Marcelino Moreno es mío, está en Lanús, está fichado y juega en reserva. Guillermo Ortiz lo tengo desde chiquito, está en Newell’s, lo saqué de Alianza. Fondacaro era mío, ya no lo tengo más, quedó libre de Boca, ahí yo lo perdí, no puedo aguantarme una representación de un pibe de primera. Olmedo lo tenemos en Lanús, categoría 1996, es de Rosario, de La Granada, este pibe vive a dos cuadras de la Canchita de Monchi (Cantero), primero estaba en Boca y ahora está en Lanús, es mío, aunque todavía no tengo hecho el convenio”, respondió durante la primera indagatoria ante la Justicia rosarina cuando le preguntaron por su vínculo con distintos jugadores. También destacó tener un porcentaje del pase de Correa, de Yair Marín y Tomás Jesús Machado, entre otros.

Cazatalentos. “Yo me levanto a la mañana, no me peino porque no tengo pelo, agarro el autito y me voy a los pueblos, los sábados y domingos y veo los partidos; si me gustó un jugador lo hablo al padre para que saque el pase del club y lo llevo a los clubes de Buenos Aires”, explicó ante el juez de la causa el año pasado según consta en el procesamiento.
Este hombre de 60 años fue uno de los 35 procesados por la megacausa narco que lideraba la familia Cantero: Claudio “Pájaro” Cantero (asesinado), Ariel “Guille” Cantero (condenado) y Ramón “Monchi” Machuca (prófugo). Hace dos meses recuperó la libertad a la espera del juicio.

Según figura en la causa, Lapiana dijo conocer a la familia Cantero pero aclaró que no tiene negocios con ellos. “Con Monchi y el Pájaro hablábamos de pavadas, del tiempo, de cosas de la vida. Una vez fui a comer un asado con ellos”. Pero en las escuchas telefónicas quedó acreditado para la Justicia que el vínculo era más estrecho. En una comunicación del 29 de mayo a las 14:15 Lapiana dice que “está a medias con Monchi” en la supuesta venta del pase de Fondacaro.
Desde la UIF explican que tienen “acreditado que para blanquear el dinero la organización se montó una estructura que incluía la compra de bienes registrables, derechos económicos sobre jugadores de fútbol a nombre de terceros, inmuebles, vehículos y compra de dólares”.
Entre los rodados que figuran en la causa sobresalen los de alta gama: un BMW, una camioneta Toyota Hilux, un Volkswagen Vento, un VW Passat y un Mini Cooper. A esta lista hay que sumarle cuatro motos de “alta cilindrada” y nueve inmuebles, entre ellos una mansión en Pérez que tiene una pileta en forma de Mickey.



Nadia Galán