POLICIA TIEMPO ARGENTINO


Martínez Rojas justificó la violenta irrupción: "Me autorizó la policía"

El empresario adujo que "no tiene copia del acta" de la Federal y señaló: "Fui a recuperar mi empresa". La extraña versión sobre La Cámpora. 
 


Foto:Cedoc

El empresario Mariano Martínez Rojasimputado por la violenta irrupción dentro de la redacción de Tiempo Argentino durante la madrugada, brindó su versión y dijo que ingresó "autorizado por la Policía".

Además, señaló que quedó imputado porque la denuncia la hicieron los trabajadores, pero que "eso lo resolverá la fiscalía". En diálogo con Perfil.com acusó a "La Cámpora" por los desmanes y dijo que notó que eran de esa agrupación "por las pecheras", aunque no se observaron pruebas al respecto.

Según sus propias palabras, todo sucedió de la siguiente manera: "Cerca de las 12.30 de la noche, hice parar a un patrullero de la Policía Federal, le dije que mi llave no andaba y que iba a entrar a mi empresa. Me pidieron documentación para saber si era real. Ellos me autorizaron a entrar e ingresaron conmigo", relató el empresario aunque dijo que "no tengo copia del acta labrada", según él, por la Comisaria 31 de la Ciudad de Buenos Aires. "Ellos tienen el acta. Notificaron todo y me dieron el OK", continuó Rojas ante este portal. 

Siempre según su relato "el cerrajero abrió las puertas, la policía entró conmigo para ver si había alguien y se invitó a salir a dos personas que estaban limpiando, al tiempo que los efectivos revisaron todo". Rojas asegura que "no ingresé en contravención, sino como derecho de ser titular de la empresa con documentación en mano". Negó además que la policía lo haya llevado detenido, ya que cuando "se arma el desmadre, la fiscal (Verónica Andrade) vuelve a llamar para que desalojen todos el edificio".

Rojas reiteró que es el dueño de la empresa, aunque no del edificio. "Nosotros firmamos un acuerdo pero ellos (los trabajadores) se quedaron adentro. Están usurpando mi empresa. No hay ley que lo avale a uno". Agregó el empresario que "el contrato de alquiler (de las oficinas) está vencido, a nombre de Balcrouck y yo soy el dueño". "No digo ser el dueño, estoy acreditado como tal", dijo telefónicamente a este portal. 

"Me agredieron, me rompieron todo el edificio, tuve que salir yo de mi propia empresa", señaló y confirmó que este martes se presentará en la fiscalía para "mostrar todos los papeles necesarios". "Los que entraron con patota fueron los de La Cámpora", dijo que tiene "todo filmado".

Agregó que sus abogados fueron a la fiscalía y denunciaron "todo lo que pasó. Yo fui a recuperar mi empresa, no fui a robar ni romper nada". Por último, advirtió: "El diario es mío, la marca también, así como la empresa. Ellos (los trabajadores) se despidieron hace 3 meses. Es una cooperativa clandestina. No es una empresa en recuperación".

(*) De la redacción de Perfil.com.



Ramón Indart