POLICIA LE DISPARO AL CONDUCTOR DE UN FALCON

Mató a un automovilista desde un Mini Cooper y quedó preso

El acusado, de 33 años, viajaba con su hija de tres años. Reaccionó así porque desde el otro auto le habrían arrojado un vaso con fernet.

Foto:Cedoc

Un Ford Falcon y un Mini Cooper se pusieron a la par sobre la avenida Vergara, en el partido bonaerense de Villa Tesei. Según una de las versiones, el primero se interpuso en el paso del segundo para evitar que avanzara y comenzaron a discutir. Otros hablan de una presunta picada improvisada que surgió entre los vehículos y terminó mal. Lo cierto es que el conductor del Mini Cooper sacó su brazo por la ventanilla y le disparó al chico que iba al volante en el otro auto. Nicolás Gómez, de 22 años, murió camino al hospital y Gastón Carlesi, de 33, fue detenido horas después cuando salía de su casa.

Todo comenzó alrededor de las 9 de la mañana del jueves pasado en la avenida Gobernador Vergara y la calle Teniente Manuel Origone. Allí se habría producido una discusión de tránsito entre los cuatro ocupantes del Falcon color marrón y el conductor del Mini Cooper color gris plata con techo blanco, según la hipótesis de los investigadores. Las cámaras de municipio de Hurlingham muestran cuando los vehículos se van pasando. Una vez que están a la par, el conductor del auto importado dispara. Al instante, se ve cómo Nicolás Gómez pierde el control de su auto.

El joven herido fue llevado por sus tres amigos a un hospital de Hurlingham, donde llegó sin vida. Según fuentes policiales, el supuesto agresor no iba solo: en el asiento del acompañante estaba sentada una menor de edad que sería su hija, de unos 3 años.

Ira. El titular de la Jefatura Departamental de Morón, Walter Iñíguez, explicó a los medios que una discusión de tránsito sería la causal del homicidio.

“Uno no le cedió el paso a otro y empezaron a discutir. Le arrojaron una bebida al conductor del Mini Cooper y empezaron los disparos con armas de fuego. Luego, se dio rápidamente a la fuga”, describió el comisario. Mientras que uno de los jóvenes que viajaba en el asiento de atrás del Falcón contó a TN que iban “corriendo” picadas y que en un momento el auto conducido por Carlesi “se nos puso a la par, sacó la mano y tiró”.

“Ibamos corriendo el Falcon con el Mini Cooper. Llegando a una fábrica de gelatina sobre Vergara a mí se me cae un vaso de fernet contra el otro auto cuando agarramos un badén y el chabón frena y nosotros seguimos. A los 150 metros, se nos cruza, el tipo arrancó el fierro de adentro del auto, sacó el brazo por la ventanilla y tiró. Después dio vuelta y se fue”, describió la secuencia uno de los sobrevivientes. El testigo destacó que al momento de disparar el agresor estaba “con una nena al lado”.

“Me dio a mí”, fue lo último que dijo Nicolás. Familiares de la víctima reportaron a la policía que el Mini Cooper (que no es propiedad del detenido sino que se lo habían prestado) estaba estacionado sobre Guardia Vieja al 1700 de Villa Tesei. Los detectives de la DDI Morón y la Comisaría 2ª de Hurlingham fueron hasta el lugar y detuvieron al sospechoso. El arma no apareció.

Historias. Nicolás Gómez era padre de una nena de 2 años y trabajaba en una fábrica (ver aparte). Mientras que Carlesi tiene una nena de 3 años.

Un conocido del detenido destacó a PERFIL que la reacción que tuvo Carlesi “no es típica” de él pero al mismo tiempo dijo que “es muy bocón y maleducado” para hablar, y que se dedica a vender ropa deportiva. Tanto la víctima como el supuesto victimario viven a unas dos cuadras de diferencia. Según relató el padre de Gómez, el agresor se había mudado al barrio hacía poco tiempo. Carlesi se negó a declarar y por lo pronto quedará detenido, acusado de “homicidio simple”. El lunes próximo cumplirá 34 años en prisión.

 

“Vivía para su hija”

La hermana de Nicolás Gómez aseguró que la víctima “vivía para su hija y para su auto” Ford Falcon. “Creo que persona como mi hermano no va a existir en la Tierra. Era un excelente hijo, era compañero, era muy buen hermano, muy buen tío, muy buen padrino, excelente papá”, dijo al canal C5N Valeria. “Vivía sólo para su hija –continuó– y para su Falcon, porque vivía renegando con ese auto. Era excelente persona. Todos te van a decir que manejaba la ‘Falcon nave’”.

La chica reconoció que uno de los amigos de su hermano le tiró al otro conductor “un vaso de fernet” y que eso podría haber hecho enojar al agresor. “Tampoco se justifica que esta persona saque un arma y mate a mi hermano”.

 

Como en ‘Relatos salvajes’

Un hombre viaja por una ruta de la provincia de Salta en su lujoso Audi, cuando se cruza con un viejo auto que le va cerrando el paso. Una y otra vez intenta pasarlo por un lado y por el otro pero no puede hacerlo porque el otro conductor se empecina en bloquearle el paso. Cuando lo logra, el hombre que maneja el Audi (Leonardo Sbaraglia) le grita “negro resentido”. Más adelante los conductores se vuelven a cruzar. La secuencia termina con la muerte de los dos inmersos en la ira y la venganza.

Esta es una de las historias que se cuentan en la película argentina Relatos salvajes, y que deja  al descubierto la locura que puede generar un simple incidente de tránsito, como lo que pasó este jueves en Villa Tesei, que terminó con la vida de Nicolás Gómez.



Nadia Galán