POLICIA SEGURIDAD

Tensión en Caballito por un caso de presunta violencia policial

Una familia denunció un nuevo caso de "gatillo fácil". La comisaría terminó vallada para evitar episodios similares a los que ocurrieron en Flores.

Tensión en Caballito por un caso de presunta violencia policial
Tensión en Caballito por un caso de presunta violencia policial Foto:Pablo Cuarterolo

Escenas de tensión se vivieron hoy en la Comisaría 11 de la Policía Federal Argentina, ubicada en el barrio porteño de Caballito, que se vio vallada y rodeada por agentes de la fuerza. ¿El motivo? Evitar que una protesta por un caso de presunta violencia policial se transformara en un caso como el que ocurrió la semana pasada en la 38 de Flores.

Una agente de la PFA fue procesada esta semana por el homicidio de un joven que ingresó a robar a un supermercado chino en Caballito en diciembre pasado. En la investigación se considera que la oficial incurrió en un acto de "gatillo fácil", ya que disparó en reiteradas ocasiones contra el asaltante, a pesar de que éste estaba desarmado. El ladrón estaba acompañado por un cómplice que logró huir. 

La mujer, identificada como Carla Céspedes, fue procesada por la jueza de instrucción Fabiana Palmaghini por el delito de "homicidio agravado por el abuso de su función o su cargo", aunque sin prisión preventiva, según consigna el Diario La Nación.

La comisaría 11, ubicada sobre la Avenida Díaz Vélez cerca de Acoyte, se vio rodeada por agentes de la fuerza de seguridad, mientras que unas 40 personas protestaban detrás de las vallas. 

El caso. El hecho se produjo el mediodía del 22 de diciembre cuando un proveedor de mercadería hacía una entrega en un supermercado chino ubicado en la calle Ramos Mejía al 500, en Caballito. Fue ahí cuando uno de los delincuentes le sustrajo al proveedor dinero y su teléfono celular antes de huir a pie junto a su cómplice. Céspedes, que hacía guardia en la zona, advirtió que los hombres escapaban y les disparó. Uno de ellos murió a raíz de los impactos de bala que recibió, mientras que sel otro, escapó.

La oficial cuenta con tres años de antigüedad en la institución y un curso sobre manejo de armas, fue puesta en disponibilidad por el Ministerio de Seguridad de la Nación apenas ocurrió el hecho el 22 de diciembre pasado. Además, estuvo detenida una semana y tiene prohibida la salida del país. La Procuración para casos de Violencia Institucional (PROCUVIN) se presentó como parte en el sumario penal y los familiares del joven fallecido son asistidos por la Defensoría General de la Nación.