POLICIA CRIMEN EN AVENIDA DEL LIBERTADOR

“Me robaron la mitad de mi vida”, dice la viuda del ciclista asesinado

Foto:Marcelo Silvestro / Cedoc

Mayra Rodoni está destrozada. Hacía veinte días que se había casado con Pablo Tonello y ya no lo tiene a su lado. Un delincuente lo mató de tres disparos para robarle la bicicleta en el barrio porteño de Belgrano. Ya hay un detenido por este homicidio que ayer declaró ante la Justicia. Ahora se espera el resultado de una rueda de reconocimiento para resolver la situación del acusado.

“Me robaron la mitad de mi vida”, dice ella a PERFIL. “Pablo quería progresar y para mí era el hombre perfecto”, destaca. “Realmente lo que le pasó tiene que ser un antes y un después para la sociedad. Esperamos que esto no vuelva a suceder, por lo que es importante que la sociedad tome conciencia y nos unamos para poder vivir en paz. La violencia tiene que terminar”.

Pablo había salido a trabajar en su bicicleta como todos los días. Cuando circulaba por Del Libertador y Federico Lacroze, por la mano que va a Barrancas de Belgrano, paralela a las vías de la línea Mitre, fue interceptado por un ladrón que intentó robarle la bicicleta.

Según testigos, el joven se resistió. Forcejeó y recibió tres disparos, uno de ellos en la cabeza, que le provocaron la muerte a los pocos segundos.
El atacante escapó corriendo y le robó la bicicleta a una mujer, a unos 150 metros de distancia, en dirección al Parque Tres de Febrero. Huyó. Ese rodado fue hallado más tarde sobre la calle Miñones, a metros de uno de los laterales del Campo Municipal de Golf, precisaron fuentes policiales.
“La Justicia está trabajando bien”, opinó Mayra. Es que ayer la jueza de Instrucción Susana Castañera indagó al sospechoso de matar al ciclista y resolvió que continúe detenido hasta que se realice la rueda de reconocimiento. Fuentes judiciales informaron a PERFIL que el sospechoso “dio su versión de los hechos”, pero sin querer suministrar más información.

El hombre fue detenido el jueves por la noche en el barrio porteño de Villa Crespo, a partir de una denuncia anónima al 911.

El informante en cuestión aportó una serie de datos que a los investigadores les parecieron creíbles. Con esa información elaboraron un identikit que fue cotejado con testigos del hecho y se allanó su vivienda, donde finalmente fue detenido. Luego lo trasladaron bajo una fuerte custodia policial a la alcaidía de Talcahuano 550, donde permanece a disposición de la jueza Susana Castañera.


Redacción de Perfil.com


Temas: