POLICIA


"Mi Sangre", desde la cárcel: "Argentina puede terminar como Colombia"

En La Cornisa dijo que denunciará a Sergio Berni por acusarlo de ser "el narco más importante del mundo". Su versión de los hechos y una sentencia: "Argentina puede terminar como Colombia". La entrevista completa.

Henry de Jesús López Londoño,
Henry de Jesús López Londoño, "Mi Sangre", habló desde el penal de Ezeiza.
Foto:CeDoc

Henry de Jesús López Londoño, alias "Mi Sangre", o “el narcotraficante más importante del mundo”, según el Gobierno argentino, anunció que demandará al secretario de justicia, Sergio Berni, si no se retracta de las acusaciones en su contra. También reconoció que en su momento, ayudó al gobierno de Colombia a capturar el entonces jefe del Cartel de Medellín, Pablo Emilio Escobar Gaviria.

Mi Sangre recibió, en exclusiva, a un periodista de La Cornisa, en un pabellón de máxima seguridad del penal de Ezeiza. López Londoño negó las acusaciones de narcotraficante, lavador de dinero organizador de bandas criminales y asesinatos múltiples, denunció que teme que lo maten y afirmó que la policía de Colombia le puso un precio a su cabeza que calculó en dos millones y medio de dólares.

López Londoño interpretó que tanto la presidenta Cristina Fernández de Kirchner como su colega de Colombia, Juan Manuel Santos, fueron engañados en su buena fe, explicó cómo trabajan los sicarios en su país de origen y vaticinó que Argentina puede terminar como Colombia en los próximos años.

La entrevista completa que Mi Sangre concedió a La Cornisa:

-Henry López de Jesús Londoño, ¿quién es usted?

-Soy un ciudadano colombiano, perseguido político, acusado injustamente de un sin número de delitos y un incansable luchador por esta batalla jurídica para demostrar mi inocencia.

-A usted se lo acusa de narcotráfico, lavado de dinero, organización de bandas criminales y homicidios.

-Eh… se me acusa públicamente, no penalmente. La única acusación penal que ocurre en mi contra es por el delito de conspiración.

- Pero la justicia debe haber reunido elementos para que usted esté detenido y acusado por los delitos que yo le mencioné, a usted lo acusan de estas cosas, ¿narcotráfico?

- No. Esa es una gran falacia puesta en el ámbito público. Públicamente, sí. Me acusan públicamente de eso y de mucho más.

- ¿Organización de bandas criminales?

- Públicamente. Esas son acusaciones públicas, ilegales, inconstitucionales y falacias. De esas sí me acusan.

- Y de lavado de dinero.

- Públicamente, inconstitucionalmente e ilegalmente, sí me acusan de eso. No la justicia, ninguna justicia en el mundo me está acusando o procesando por ninguno de los delitos de acaba de mencionar.

-Y un doble homicidio.

- El doble homicidio es en Colombia, producto de un falso positivo armado, de una fiscalía colombiana. Para pretender tener una excusa para poder demostrar a la respetada Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el día que fue a firmar el convenio de extradición entre Colombia y Argentina, esa acusación de doble homicidio, ese falso positivo armado de la fiscalía 21, de la fiscalía cuarta (…)

- El Secretario de Seguridad Sergio Berni lo rotuló a usted como el narcotraficante más importante del mundo.

-Sí, desafortunadamente el Secretario Berni, quiero creer que fue asaltado en su buena fe. Hizo una presentación pública en la que hizo acusaciones falsas, ilegales e inconstitucionales en mi contra. Masacró moralmente a mi familia con esas acusaciones y me masacró mis derechos. No tiene ningún soporte jurídico el Secretario Berni para esas acusaciones. Es más, aprovecho este espacio para, de una manera muy respetuosa, decirle al Secretario Berni que ya él tiene en sus manos toda la documentación oficial emanada por la rama judicial colombiana que demuestran que son falsas esas acusaciones que el Secretario Berni dijo. Quiero pedirle al Secretario Berni que se retracte públicamente de esas acusaciones para quitar el daño que le está haciendo a mi hijito, a mi esposa, a mi madre, a mí. Es su obligación constitucional hacerlo, es su deber como funcionario público pagar cualquier acto de violación de la constitución y la ley como fueron esas acusaciones. Y de no serlo, espero que él entienda y lo reciba con la misma humildad y el mismo respeto que yo recibí el daño por el hecho, que él también reciba con esa humildad y con ese respeto la denuncia penal que él va a recibir en contra de él si no para el daño que le está haciendo a mi familia.

- ¿Usted piensa denunciar al Secretario Berni?

- Yo llevo diez años denunciando a todo aquel que atenta contra mis derechos constitucionales o que de manera ilegal me ataque. No me importa si es un Presidente de la República por que ya lo he hecho en Colombia. No me importa si es un Director de la Policía porque ya lo he denunciado en Colombia. No me importa si es un Ministro porque ya lo he denunciado en Colombia. El Estado de derecho es la reciprocidad. Los funcionarios públicos tienen derecho a atacar, y nosotros tenemos derecho a defendernos.

- ¿Por qué lo denunciaría?

- Por la falsedad en sus dichos. Porque con esos falsos dichos de Berni está cerrando incluso la posibilidad de defender mis derechos. Me interpusieron un amparo, 72 horas debe demorarse, en mi caso se demoró 60 días, porque ningún juez quería poner la firma aunque reconocían que existían mis derechos. Nadie quería firmar simplemente por la presión pública que ejerció la falsa acusación puesta por Berni en mi contra.

- ¿Por qué está detenido, entonces, Henry López de Jesús Londoño?

- Estoy detenido porque la Policía colombiana inició la persecución política en mi contra. Persecución política que fue reconocida de manera oficial por el Gobierno argentino el 17 de noviembre del año 2008. En esa fecha, y a raíz de una solicitud de asilo político que hicieron en su momento ante el gobierno argentino, el gobierno reconoció que la policía colombiana estaba armando causas judiciales en mi contra para perseguirme políticamente, entre ellas causas por narcotráfico. Esa misma policía colombiana que el gobierno argentino reconoció que es la que me persigue políticamente armó la causa por la que hoy se me pide la extradición, y esa misma policía colombiana que me persigue políticamente vino a la Argentina de manera ilegal e inconstitucional a capturarme. Por eso estoy detenido hoy.

- ¿Quiénes lo detienen en la Argentina? ¿Cuándo? ¿Por qué?

-  El 30 de octubre del 2012 me detiene un grupo de civiles argentinos que uno podría identificar cómo son y un grupo de policías colombianos. 

- ¿Por qué dice que trabajaron de manera ilegal?

- Porque en el expediente que se llevan en causa por extradición tanto la Side como el juez Oyarbide así lo dejan asentado.

- Sin embargo, usted es una persona importante por la cual se reunió la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el presidente Santos, de Colombia, para hablar sobre su detención. ¿Por qué?

- Porque la importancia de mi detención lo que la determina es la importancia de la persona que necesita silenciarlo o las personas que necesitan silenciarlo. Y en torno al presidente giran un grupo de personas que tienen el interés de callarme, por eso no en vano han utilizado las relaciones políticas internacionales que tienen para poder hacer efectivo mi silenciamiento.

- Pero usted habla de una conspiración internacional, dos gobiernos, Argentina, Colombia, detrás de usted.

- No hablo de la conspiración de dos gobiernos, yo hablo de la conspiración de un grupo de miembros y oficiales de la Policía colombiana que tienen la capacidad de mentir y que son capaces de activar relaciones internacionales, como quedó demostrado, para llevar su criminal fin con éxito.

- Pero Cristina Fernández también estaría engañada por estos policías…

- Con absoluta seguridad. Y no lo digo yo. Permítame, le muestro un fallo del Tribunal Superior de Bogotá, marzo 6 del 2012.

- ¿Usted dice que a la presidenta Cristina Kirchner la engañaron por su detención?

- Con absoluta seguridad. No creo que ella se vaya a prestar para una práctica criminal.

- ¿Y el presidente Santos también está engañado?

- Está asaltado en su buena fe. Santos tiene a su lado un grupo de Generales a los que él está obligado a creerles. Malaria del presidente si no les cree a sus federales. Pero esta decisión del Tribunal de Bogotá de marzo 6 del 2012 tiene en su esencia el reconocimiento oficial de la policía colombiana, en este caso representada por el General Mena, Director de la policía judicial en Colombia, en el que la policía reconoce que todos los dichos puestos en mi contra en el ámbito público son falsos y que con ello la Policía está violando los derechos constitucionales. Marzo 6 del 2012. El 10 de abril del 2012, o sea al mes, la Policía colombiana estaba aquí diciendo al Gobierno argentino que yo era un narco-criminal. Un mes antes, bajo la gravedad del juramento que estaban reconociendo a la rama judicial colombiana que todo era falso.

-Volvamos a su pasado en Colombia. Usted ayudó en la captura de Pablo Escobar Gaviria. ¿Quién era y cómo era Pablo Escobar Gaviria?

- Pablo Escobar Gaviria fue un narcotraficante con mucho poder en Colombia. Ayudé en la captura de Pablo Escobar en colaboración directa con la policía colombiana como civil, como ciudadano civil.

- Y usted también trabajó en el mundo del sicariato colombiano.

- Es falso. Desde el punto de vista que lo quieran hacer ver. Claro que sí trabajé arduamente con muchísimas bandas criminales en Colombia pero trabajé con esas bandas criminales desarrollando procesos de paz y de resocialización de esos jóvenes de esas bandas criminales. Mi tarea social se desarrolló siempre con la Iglesia, con Presidencia de la República y con la Alcaldía de Medellín. Mi tarea estaba encaminada a rescatar a esos jóvenes de esas bandas criminales y reinsertarlos a la vida civil.

- ¿Cómo se forma un sicario, Henry?

- La formación de un sicario es muy característica dependiendo de la región, porque en Colombia cada región tiene su propia cultura y cada cultura genera unos determinadores diferentes de violencia y cada violencia enmarca unos antecedentes o indicios de sicariato, dependiendo la necesidad que se tenga que decir. Hay sicarios de un nivel alto para resolver problemas de alta estirpe pero también hay sicarios de problemas barriales y callejeros. Es muy alto el panorama sobre cómo se puede formar un sicario.

- Y ese sicario ¿es capturado en las villas o en los lugares más pobres o en realidad es un asesino al que se le ofrece trabajo como un empleo más formal, como un killer?

- Normalmente el sicario presta sus servicios y cobra por ellos, a diferentes escalas sociales, a diferentes escalas económicas, pero es la característica.

- Pero me refiero a que ese modelo, que muchos dicen se parece al modelo que está en la Argentina hoy, en villas en donde hay chicos que nacen en el crimen ¿es parecido a lo que pasó en Colombia?

- Pasa en Colombia y pasa en toda Latinoamérica. Yo creo que estamos casi cortados con la misma tijera en esos procesos sociales que hemos venido viviendo, Argentina, creo yo, está iniciando un proceso que Colombia ya vivió hace 20 años. Y espero que con las medidas que se están tomando ahora puedan frenarlo.

- ¿O sea que Argentina puede terminar como Colombia?

- Está a 20 años de hacerlo. Y si no se toman las medidas necesarias podría llegar a estar, pero también lo veo muy lejano y muy distante, no creo que se puedan llegar a condiciones como las del Colombia.

- ¿Hay un crimen organizado en Colombia a través de los sicarios que se parece al modelo argentino?

- Sí, sin dudas, claro.

- ¿Tiene miedo de que lo maten, Henry?

- Sin lugar a ninguna duda. La Policía colombiana ha puesto en el ámbito público recompensas de hasta 2 millones de dólares a quien dé información por mi paradero, sin siquiera tener orden de captura. Es decir, están ofreciendo dinero del ámbito público para patrocinar un acto criminal, los mismos policías que intentan asesinarme.

- ¿Usted dice que hay un precio por su cabeza?

- Sin lugar a dudas. Lo han hecho oficial y público los mismos policías en Colombia. Acá tengo la documentación que soporta esto.

- ¿Cuánto pagan en Colombia por matarlo?

- La Policía colombiana está ofreciendo 2 millones de dólares por mí. 2 millones de dólares y lo estaban sacado en el ámbito público. Esa es la capacidad criminal de los Generales de la Policía en Colombia.

- ¿Teme por la vida de su mujer y su hijo?

- Pero claro que sí, sin lugar a ninguna duda que sí. Son los más vulnerables en este momento, más que yo. Por eso me disculpo pero no quisiera hablar más del tema más de lo que no los pondría en riesgo.

- ¿Por qué eligió la Argentina, Henry, usted y su familia?

- Es el mejor vividero que tiene Latinoamérica. Calidad de vida, muy buena calidad en educación, estamos a 6 mil kilómetros distantes del peligro y ese fue un determinante, además de la historia de asilo que tiene Argentina, la hace uno de los países de Latinoamérica con más características de brindar asilo. Lo más duro de todo esto es que mi hijo me tenga que negar. Eso es lo más duro. ¿Por qué? Mi hijo me tiene que negar. En derecho de mostrar que soy inocente, en derecho de mostrar que son los criminales de la policía colombiana los que me persiguen, no yo. Lo dice la rama judicial colombiana. Esa discriminación es lo más duro de todo esto.

- ¿Su hijo niega su apellido?

-  Sí, ¿qué más tiene que hacer? Me tiene que desconocer en la calle.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Mi Sangre
  • Henry de Jesús López Londoño
  • Cristina Fernández de Kirchner
  • Sergio Berni
  • Colombia
  • Argentina
  • Narcotráfico