POLICIA

Ministro de Santa Fe admite una "epidemia de violencia armada"

Raúl Lamberto habló con Perfil.com de la "compleja" situación en el sur provincial. Rosario ronda los 210 crímenes en 2013.

PERFIL COMPLETO

Foto:Télam

“La situación que vive Rosario y Villa Gobernador Gálvez es compleja”, admitió a Perfil.com el ministro de Seguridad santafesino Raúl Lamberto, y los números hablan de ello. Mientras en la "Chicago argentina" las cifras extraoficiales superan los 210 crímenes, en la ciudad vecina ya se contabilizan 30 en este 2013, con una población que ronda los 100 mil habitantes.

En los últimos días, ambos conglomerados urbanos volvieron a padecer asesinatos en la vía pública que no están vinculados a robos, sino que son hechos atribuibles a ajustes de cuentas o venganzas. Mientras en Rosario un joven que aparentemente era testigo de un caso de gatillo fácil fue acribillado, en la ciudad de Villa Gobernador Gálvez dos crímenes, aparentemente vinculados entre sí, se sucedieron con tres horas de diferencia.

Para el ministro Lamberto la realidad del sur provincial puede definirse como una “epidemia de violencia armada”, lo que requiere a su entender de un “tratamiento especial”.

“Lo que sucede en Rosario termina generándose en otras ciudades también", dijo Lamberto y mencionó a Córdoba, Mendoza o el Gran Buenos Aires como ejemplos. "La diferencia es que aquí se reconoce el problema, se lo asume y se lo enfrenta”, analizó.

Con respecto a las cifras que estigmatizan a la ciudad cuna de la Bandera como “la ciudad más violenta del país”, Lamberto puso sus reparos. “La gente no es un número, hay realidades”, dijo y añadió: "Entre el 13 y 15% de los hechos que llevaron a homicidios violentos son por un hecho de violencia previo o en circunstancia de robo”.

Del porcentaje restante el funcionario dedujo que algunos pueden estar vinculados al comercio de droga, “pero el resto es entre gente que se conocía”. Por eso el gobierno apunta a las políticas de desarme voluntario y al accionar judicial y policial para sacar las armas de la calle.

Ataques y amenazas. En octubre el gobernador Antonio Bonfatti recibió un atentado a balazos en su vivienda particular, anteriormente varios funcionarios gubernamentales y judiciales fueron amenazados telefónicamente y esta semana la secretaria de Delitos Complejos Ana Viglione sufrió un robo en su casa. A pesar de estos acontecimientos, el socialismo cree estar en el camino correcto en la lucha contra el accionar delictivo de los narcotraficantes y cree que esos amedrentamientos son respuestas por reacciones y no por inacción. “No van a desaparecer de la noche a la mañana”, expresó Lamberto.

Politización. Desde la oposición se señaló muchas veces a Santa Fe como una “narcoprovincia”, y hasta el diputado kirchnerista por la provincia de Buenos Aires Andrés "Cuervo" Larroque, durante una sesión habló de "narcosocialismo". Sobre eso, el ministro Lamberto opinó: “Las bandas narcos no se formaron en el 2007. Ya tenían su historia desde antes. Yo era diputado opositor cuando quien era por entonces ministro de gobierno provincial dijo que esta provincia era una gran pista de aterrizaje de aviones con droga”. Y luego recalcó: “Con la seguridad y la violencia no hay que joder”.

Nuevo Código de Procedimiento Penal. El ministro adelantó a Perfil.com que el 10 de febrero del año próximo se pondrá en pleno funcionamiento el nuevo Código de Procedimiento Penal de la provincia, en donde la investigación, la defensa y el dictado de sentencia se realizará de forma oral y ya no más escrita. “Esto garantiza la rapidez del proceso y que haya sentencias, elemento fundamental para que no haya impunidad”, afirmó.

(*) Desde Rosario, especial para Perfil.com



Mariana Brondello (*)