POLICIA GUARUPÁ

Misiones: inhuman a la mujer violada y empalada

Irma Ferreira da Rocha murió por las heridas del ataque. En la provincia organizan una marcha bajo la consigna #MiércolesNegro.

Ferreira da Rocha fue atacada con saña el sábado. Hoy fue inhumada entre muestras de profundo pesar.
Ferreira da Rocha fue atacada con saña el sábado. Hoy fue inhumada entre muestras de profundo pesar. Foto:Misiones Online.

Luego de agonizar durante días por la brutal violación a la que fue sometida el sábado a la madrugada, Irma Ferreira da Rocha fue sepultada esta mañana en la localidad misionera de Guarupá. La mujer, de 47 años, estaba internada en grave estado luego de haber sido atacada a golpes y empalada con una rama por un hombre.

Si bien no hubo testigos directos del abuso, todas las hipótesis conducen a un albañil de 28 años, Alejandro Esteche, conocido como “El Porteño”. Según consignan diarios locales, fue detenido ayer. Al momento de ser apresado, tenía heridas en los nudillos, lesiones en las manos y antebrazos. Además, se habría encontrado ropa con manchas compatibles con sangre en su casa. Otro de los sospechosos, empleado de un lavadero cercano al lugar donde fue encontrada la mujer, fue liberado luego de que se comprobara su coartada para justificar que no estaba en la zona.

Causas. De acuerdo al portal Primera Edición, Irma murió por la “destrucción severa de órganos vitales, entre ellos perforación de uno de los pulmones”. Fuentes médicas y policiales destacaban, en las primeras horas del hallazgo, las lastimosas condiciones en que fue encontrada: golpes en todo el cuerpo, lesiones vaginales y anales, y madera incrustada en su intestino.

Ferreira da Rocha era empleada doméstica y tenía siete hijos. El sábado a la noche, se encontró con amigas en un baile en la Saladita de Garupá, plan que según remarcaron sus familiares era poco usual en su rutina, dadas sus obligaciones. Varios testigos del evento aseguraron que la mujer fue vista hablando con el albañil.

Temor por otras mujeres. Una de las hermanas de la víctima, Mabel da Rocha, pidió que la investigación avance hasta condenar al responsable del homicidio. “Hace poco perdimos a nuestra madre. No nos podemos compensar de eso y ahora esto, que fue más triste todavía, por la forma en que (Irma) terminó”, lamentó, en una entrevista con Misiones online.

“Salió para divertirse. Ela nunca salía de noche, fue con amigas”, contó la mujer, a la vez que relató: “La Policía la encontró a las 12 y media, desangrada. Dijo: ´Fue Hugo, trabaja en el lavadero de los Báez, vive ahí. Y ya no habló más”. “Terminaron con su dignidad. Abría los ojos y le daba vergüenza mirarme a la cara”, recordó, sobre las horas que pasó Irma en el hospital.

Más allá del dolor por la muerte de su hermana, Mabel se mostró preocupada por la seguridad de las mujeres en esa zona. “¿Cómo va a estar tranquila la familia, si todos tenemos hijas?”, inquirió.

Primera ayuda. Irma fue socorrida por un oficial de fuerzas de seguridad de nombre Lucas. Si bien no trascendió su identidad completa, el hombre describió ante los medios de comunicación cómo encontró a la mujer. Se prevé que confirme su relato ante la Justicia.

El hombre dice haberse cruzado en la calle con Esteche, a quien vio con una actitud sospechosa. “Ese día yo venía con el auto, cien metros antes, como siempre hago, bajé la música, los vidrios y voy analizando la zona. Llego frente al túnel para ingresar a mi casa, doblo la cuadra 12:15, me acuerdo bien, veo que un sujeto de sexo masculino bajó. Lo miré de frente, iba despacito manejando con mi arma reglamentaria al lado del freno de mano”, explicó.

“Yo vi la actitud, la mirada lo vendía que había hecho algo. Yo lo sigo mirando por el retrovisor, y comienza con una caminata más rápida, y frente al tunel sale a correr, entonces acelero mi auto, y fui a mi casa, porque pensé que entraron a robar”, siguió.

“Me fui a buscarlo,yo le vi bien a la cara, lo estaba buscando. Cuando vuelvo caminando porque no lo encontré, comencé a escuchar un gemido de alguien como que agonizada. Ese tipo de agonía nunca había escuchado, empezó de menor a mayor. Y cuando voy a buscar una linterna y vuelvo al lugar, la vi de boca abajo, y desnuda en la parte inferior”, detalló el oficial, que asegura estar en condiciones de reconocer al supuesto atacante.

Mientras tanto, en las redes sociales convocaron a una marcha prevista para mañana a las 18 en la plaza 9 de julio de la ciudad de Posadas, bajo la consigna #MiércolesNegro