POLICIA


Norberto Oyarbide denunció que le robaron su caja fuerte

En su interior guardaba 200 mil pesos, 200 euros, la escritura del departamento y títulos. El ex juez afirmó que los ladrones tenían la llave de su departamento.


Foto:Dyn

El ex juez Norberto Oyarbide denunció que le fue robada una caja fuerte de su departamento del barrio de Recoleta el miércoles pasado. En la misma había 200 mil pesos y 200 euros. 

La denuncia realizada en la Comisaría 17 por el ex magistrado el miércoles pasado fue difundida por el programa Odisea emitido por Todo Noticias. Oyarbide informó que le fue sustraída su caja fuerte de su domicilio ubicado en la calle Rodríguez Peña al 1978, 6to piso departamento B.

La caja de seguridad metálica, de 30 por 30 centímetros, estaba empotrada y atornillada, pero fue arrancada por el uso de la fuerza. En su interior guardaba 200 mil pesos, 200 euros, la escritura del departamento y títulos, según las fuentes judiciales.

Según precisó el ex juez federal, el domingo 12 de junio partió de su departamento a las 11.45 y no regresó hasta las 21 horas. Al volver, no detectó ninguna irregularidad y fue a dormir. No obstante, al despertarse el lunes siguiente, vio que la caja de seguridad que estaba empotrada en un mueble había desaparecido: "Yo no había reparado pero me estaba por cambiar, abro la puerta del placard y me encuentro con el espectáculo dolorosísimo", lamentó. 

"Las personas que ingresaron tenían una copia de la llave de mi departamento, obviamente, porque si no la puerta hubiera estado forzada", comentó en declaraciones a la prensa y confió que quienes "tenían las llaves de mi departamento eran los gendarmes que estaban acá y tuve de custodias".

Oyarbide aseveró que "hasta cuando" él fue juez, en abril pasado, "estaba con gente de Gendarmería", calculó que "pasaron muchas personas en los años" que tuvo custodia y concluyó que "esto es un abuso de confianza, es bien claro". 

Finalmente, descartó que haya podido ser alguien de su familia o de la portería del edificio porque, aseguró, "a mi casa no entra nadie" y comentó que luego del robo "la gente está muerta de miedo acá". Los investigadores ordenaron el levantamiento de rastros hallados en el lugar pero aún no han recibido el informe del caso.
 



Redacción de Perfil.com