POLICIA LA CAJA NEGRA DE LA BONAERENSE

Ordenan detener a los ocho comisarios acusados por el escándalo de los sobres

El pedido fue realizado por la jueza de garantías Marcela Garmendia. Uno de los policías fue detenido en su casa y otros cinco se entregaron en la Jefatura Departamental La Plata.

Detenidos. El ex jefe departamental, Darío Camerini (foto), y los comisarios Cuenca y Skramowskyk.
Detenidos. El ex jefe departamental, Darío Camerini (foto), y los comisarios Cuenca y Skramowskyk. Foto:cedoc

Ocho ex jefes policiales que habían sido excarcelados por un escándalo de corrupción deberán volver a prisión. Es que una jueza de garantías platense ordenó detenerlos en el marco de la causa que investiga el cobro de coimas, tras el hallazgo de sobres con dinero en la Jefatura Departamental de La Plata. Al cierre de esta edición, seis de los acusados quedaron detenidos y otros dos permanecían prófugos.

La decisión fue tomada por Marcela Garmendia. En enero pasado, los policías habían recuperado la libertad por decisión de la Sala V de Feria del Tribunal de Casación bonaerense. Ahora el fallo fue revisado y revertido por lo que deberán volver a prisión.

La medida recayó sobre el ex jefe de la Departamental La Plata Darío Camerini, su ex secretario Walter Skramowskyj, el ex jefe de operaciones Ariel Huck y el ex segundo jefe de la Departamental, Rodolfo Carballo.

También para Raúl Frare, Sebastián Velázquez, Julio Sáenz y Sebastián Cuenca, todos ex titulares de las Comisarías 12ª, 2ª, 6ª, 4ª y 3ª, respectivamente. 

El ex comisario Federico Jurado también estaba implicado en la causa por coimas, pero el 19 de enero fue encontrado muerto en su celda de la Unidad Penitenciaria 9. La Justicia determinó que falleció por “cuestiones naturales” relacionadas a una “insuficiencia cardíaca aguda”.

Según pudo saber PERFIL, Camerini, Skramowskyj, Huck, Carballo y Cuenca se entregaron en la sede de la Departamental ubicada en las calles 12 entre 60 y 61. Velázquez fue detenido en su casa, mientras que los comisarios Frare y Sáenz permanecía prófugos al cierre de esta edición.   

La causa se inició el 1º de abril de 2016, cuando se encontraron 36 sobres numerados que contenían en total 153.700 pesos en efectivo. Los investigadores sospechan que esa suma de dinero provenía de la recaudación ilegal vinculada con el juego, el narcotráfico y la prostitución. La investigación comenzó a partir de una denuncia anónima que advirtió al personal de Asuntos Internos que el jefe de la Departamental de la capital bonaerense recaudaba alrededor de 200 mil pesos de coimas por mes.

El fiscal Marcelo Martini acusó a los policías como presuntos responsables de “asociación ilícita en concurso real con concusión e ideal con recepción de dádivas”.

Una de las pruebas claves fueron las pericias caligráficas que se realizaron a las escrituras en los sobres. Allí dos peritos concluyeron que los jefes Raúl Frare y Federico Jurado participaron de la maniobra de los sobres. “Abusando de su cargo solicitaban y exigían en forma indebida la entrega de plata a los comerciantes para brindarles seguridad o vender estupefacientes”, se lee en la causa.