POLICIA SERVICIO PENITENCIARIO BONAERENSE


Ordenan detener al jefe del penal de Olmos

Es por la muerte de un recluso con epilepsia. Además, la Justicia Penal de La Plata pidió la captura de dos subjefes y seis oficiales de ese complejo penitenciario.

Detienen a agentes del penal de Olmos por la muerte de un preso.
Detienen a agentes del penal de Olmos por la muerte de un preso.
Foto:Telam
La Justicia Penal de la ciudad de La Plata ordenó la detención del jefe del penal de Olmos, dos subjefes y seis oficiales de esa cárcel. 

Quien solicitó la captura de los nueve efectivos del Servicio Penitenciario Bonaerense fue el fiscal Fernando Cartasegna y la orden fue emitida por el juez de Garantías platense Pablo Reale.

Todos ellos fueron acusados del homicidio de Narciso Gastón Ayala, de 36 años, quien se encontraba preso por “robo calificado”. 

Una fuente del caso le explicó a la agencia Télam: "Hasta el momento sólo se pudieron concretar dos detenciones ya que los demás presentaron pedidos de eximición de prisión que si bien fueron desestimados no están firmes aún ya que están apelados".

Además agregó que los dos subjefes "ya fueron indagados" por el fiscal Cartasegna y dieron "su versión de lo ocurrido".

Ayala sufría ataques de epilepsia y al momento de tener las convulsiones pegaba. Por esta razón, según la investigación judicial, sus compañeros lo sabían y apenas tuvo el último ataque lo trasladaron a Sanidad.

Mientras el preso era movilizado en una improvisada camilla de tela, las convulsiones que sufría lo habrían hecho caer y golpear contra el piso.
Según las autoridades de Olmos, Ayala murió por ese golpe, pero el cuerpo presentaba otras lesiones y la mecánica del hecho dejaba dudas, lo que llevó al fiscal Cartasegna a ordenar realizar la autopsia y buscar testigos del hecho.

El resultado de estos estudios, los agentes penitenciarios fueron acusados de haber trasladado al detenido hasta otro sector del penal donde le aplicaron una golpiza, en la cual le practicaron una "llave" que le provocó la muerte por asfixia mecánica.