POLICIA CONVOCABA POR FACEBOOK, WHATSAPP Y TELEGRAM

Organizaba fiestas privadas para vender drogas sintéticas

El acusado es un joven de 28 años. Lo detuvieron en Villa Luro. Trabajaba como carnicero en Versalles, pero manejaba un BMW.

Lujos. El dealer se movía en un coche importado y llevaba un buen nivel de vida.
Lujos. El dealer se movía en un coche importado y llevaba un buen nivel de vida. Foto:policia de la ciudad de buenos aires

Hace nueve meses lo detuvieron por primera vez en un boliche de Costanera Norte. Llevaba 18 pastillas de éxtasis, un frasco inhalante de popper y cinco cigarrillos de marihuana. Lo acusaron de vender drogas pero al poco tiempo quedó libre por falta de pruebas. Lejos de sentirse acosado por la Justicia, retomó su actividad en eventos privados, que convocaba por las redes sociales. A los investigadores les llamó la atención su nivel de vida: trabajaba en una carnicería de Versalles pero se movía en un auto importado. Por eso, agentes encubiertos comenzaron a seguirlo hasta que consiguieron acceder a una de sus fiestas y filmarlo cuando entregaba la droga.

Fuentes policiales consultadas por PERFIL señalaron que, en base a las nuevas pruebas reunidas, este joven de 29 años fue detenido por la Dirección de Narcocriminalidad de la Policía de la Ciudad en su casa del barrio porteño de Villa Luro.

De acuerdo con los voceros, el acusado era titular de una productora de eventos que alquilaba locaciones para realizar fiestas electrónicas y en las mismas proveía de drogas a los asistentes.

 A ellas solo se podía asistir entablando contacto con el imputado a través de las redes sociales Instagram, Facebook, WatshApp o Telegram.

Con la autorización del juez Nacional en lo Criminal y Correccional Rodolfo Canicoba Corral, agentes de la Policía de la Ciudad, en forma encubierta, ingresaron a los diversos eventos con cámaras ocultas, tipo botón de camisa. De esa manera, obtuvieron un registro fílmico clave para pedir su detención.

Con estas pruebas, Canicoba Corral ordenó el allanamiento de dos propiedades.

El primero de los procedimientos se realizó en un departamento ubicado en la calle Víctor Hugo al 1200, en el barrio de Villa Luro, donde el joven fue detenido. Allí secuestraron un auto BMW, dos celulares, un narguile con su pipa, 8.758 pesos en efectivo, 6 mil pesos chilenos, un picador de marihuana, 200 tickets de entradas para una fiesta y un cuaderno con anotaciones relacionadas a la venta de pastillas.

Además, se decomisaron 72 pastillas de éxtasis, 250 gramos de marihuana, un frasco de popper y un envoltorio conteniendo cristal MDMA. En tanto que el segundo de los operativos fue realizado en el local donde funcionaba la carnicería, ubicado en la calle Lope de Vega al 1800.

El imputado fue trasladado a la Unidad 29 del Servicio Penitenciario Federal y la causa está caratulada por infracción a la Ley 23.737, conocida como Ley de Drogas.



Temas: