POLICIA MENDOZA

Detienen a un monaguillo involucrado en el caso de abuso de menores

A los dos sacerdotes y el empleado del lugar, se suma ahora un cuarto involucrado. Las víctimas serían al menos doce.

Instituto Antonio Provolo
Instituto Antonio Provolo Foto:Captura google maps

El lunes se conoció la noticia de la detención de tres hombres, dos de ellos sacerdotes, acusados de abusar de menores que concurrían al instituto Antonio Próvolo para chicos sordos e hipoacúsicos de Mendoza. Hoy, aprehendieron a un cuarto involucrado en los hechos. 

Los detenidos son los religiosos Nicolás Corradi (de 82 años), Horacio Corbacho (55 años) y un empleado con discapacidad que trabajaba en el lugar, identificado como José Luis Ojeda. A ellos, se les sumó en las últimas horas un monaguillo que realizaba tareas administrativas en la institución, ubicada en la localidad de Carrodilla, en Luján de Cuyo.

El fiscal Fabricio Sidoti, a cargo de la investigación, confirmó las detenciones y aseguró que están imputados por los delitos de "abuso sexual agravado por la guarda y la convivencia preexistente con menores, en concurso real con corrupción de menores".

"Los chicos en su relato dicen que los llevaban a la Casa de Dios, un lugar que hay en el instituto, donde los metían y las víctimas veían a través de las rendijas de la puerta lo que pasaba", sostuvo el funcionario judicial en declaraciones a una radio local, según consignó la agencia DyN.

"Eran chicos sordo mudos de 10, 12 años, supuestamente en el colegio no se les permitía tampoco hablar por señas y en ese momento, ellos tampoco sabían comunicarse. Ellos lo único que veían era que los curas se los llevaban", agregó.

El caso. Los aberrantes hechos fueron denunciados por la senadora provincial por el radicalismo Daniela García, a quien se le acercó una integrante del Movimiento de Sordos para informarle de los hechos perpetrados en el Instituto Antonio Próvolo.

En tanto, el arzobispado de Mendoza, de quien depende la insititución, emitió un comunicado donde expresaron: "Nos entristecen e indignan dichos sucesos. Manifestamos nuestra solidaridad y cercanía con las víctimas de los hechos objeto de la denuncia".