POLICIA

Otro golpe al narco: detienen al hermano de Gaby Álvarez

La Policía Federal desbarató a una banda supuestamente encabezada por el hermano del RRPP.

Foto:Cedoc

La Policía Federal Argentina desbarató una banda de supuestos narcotraficantes, encabezados por un hermano del relacionista público Gaby Álvarez. El grupo está acusado de vender cocaína y pastillas de éxtasis en barrio de alto poder adquisitivo. Además, intentaron exportar droga a España escondida en esquíes.

Uno de los sospechosos de integrar la banda es Ariel Álvarez. En su departamento se habrían encontrado 21 kilos de cocaína. El otro es "un empresario del transporte muy importante, de apellido Moschela", precisó el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, en conferencia de prensa.

"Álvarez era uno de los cabecillas y está sospechado de ser el que comercializaba la droga entre sus clientes adinerados de la zona norte del Gran Buenos Aires e incluso de la ciudad de Buenos Aires, en los barrios Recoleta, Norte, y Las Cañitas", informó el funcionario según la agencia DyN.

Ariel es hermano de Gabriel Álvarez, el ex relacionista público que pasó dos años detenido en Uruguay por haber atropellado con su auto a dos turistas argentinos el 23 de enero de 2008. 

La operación. Berni contó que la investigación comenzó "a partir de la venta de éxtasis en las fiestas electrónicas" y esa pista condujo a los investigadores a "esta banda muy importante formada por cinco argentinos y dos españoles" que trató de enviar "pequeña cantidades de drogas en varios envíos a España".

La cocaína iba escondida en "una suerte de plantilla para colocar abajo de los esquíes" y en cada uno "iba un kilo de drogas", por lo que en "siete partes de tablas estaban destinados 14 kilos de cocaína" aunque "la operación se adelantó porque hoy viajaban a España", explicó.

Además de la cocaína, en los diez allanamientos realizados se secuestró "materia prima, importada", para fabricar "entre 40 y 50 mil pastillas" de éxtasis, calculó Berni.

La investigación judicial está a cargo de la jueza federal número uno de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado. 



Redacción de Perfil.com