POLICIA FALLO EN LOMAS DE ZAMORA

Padres condenados por los crímenes de su hijo

Los padres de un menor de 15 años que asesinó a un agente de la Policía Federal, en febrero de 2015, fueron condenados a penas de entre siete y nueve años de prisión.

La rubia. Jésica, la mamá de Turrón, recibió 7 años de cárcel.
La rubia. Jésica, la mamá de Turrón, recibió 7 años de cárcel. Foto:cedoc

Los padres de un menor de 15 años que asesinó a un agente de la Policía Federal, en febrero de 2015, fueron condenados a penas de entre siete y nueve años de prisión. Para la Justicia, incentivaban a su hijo para que saliera a robar y eran parte de una “asociación ilícita”.   

La sentencia contra Jésica Paola G., de 33 años, y César Gustavo A., de 35, fue dictada ayer por el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 3 de Lomas de Zamora. La mamá de ‘Turrón’, como se apoda el menor señalado por el crimen de Ezequiel Alifraco (33), recibió una pena de siete años de prisión pero los mismos jueces le otorgaron el beneficio del arresto domiciliario. Su marido, en cambio, deberá cumplir los nueve años de cárcel en una penitenciaría.   

‘Turrón’ tenía 15 años cuando junto a otros dos jóvenes interceptó el auto en el que viajaba un policía, en Lanús Oeste. Alifraco manejaba un Peugeot 308 por la calle Sayos. Iba a la casa de su suegra. Los ladrones le exigieron que bajara del auto, y le dispararon cuando el efectivo intentó sacar su arma.  

El adolescente fue detenido pocos días después y enviado a un instituto de menores, donde todavía permanece alojado. Por tratarse de un menor no punible recuperará su libertad cuando en septiembre próximo cumpla los 17 años de edad. Sus cómplices, de 23 y 25 años, fueron sentenciados a prisión perpetua.

Las escuchas que forman parte de la expediente probaron que los padres del menor no sólo estaban al tanto de su actividad criminal, sino que lo cubrían y hasta lo incentivaban para robar.  

“Ese fierro lo robó mi hijo, él solo fue y puso el pecho, que fue cuando mató al gendarme para sacarle ese fierro, estaba solo él”, decía ‘La Rubia’, como se la conoce a la mamá de ‘Turrón’, sobre al arma con el que se cometió el crimen de Alifraco.

En ese mismo audio, la mujer cuenta que su hijo había sido detenido durante el entierro de su abuela:  cuatro agentes disfrazados de sepultureros lo atraparon. “A él le conviene no fugarse, que le hagan todo ahora que es menor. El tiene beneficio de todo. Régimen abierto, correrla con que es adicto (...) El tiene que decir: ‘Yo estaba pero estaba lejos’. El que la corra de que es adicto. Que es adicto, que es adicto, que es adicto. Cosa que lo saquen a la calle o lo saquen a una granja”, le aconseja una mujer que fue indentificada en el audio como “Vero”.